Cuestión de amor: carta a una ola

CUESTIÓN DE AMOR: CARTA A UNA OLA

Estamos en febrero y, como bien sabes, el día 14 se celebra el día del amor. Nos apetece ponernos románticas y expresar nuestro amor, así que te traemos una carta, la carta a una ola. Puede parecer un poco loco pero no mucho más que el amor a otra persona. Podríamos traerte consejos sobre cómo evitar hacer un consumo irresponsable para ese día, que hagas regalos libres de plásticos o que simplemente que no hagas nada ese día, porque el día de San Valentín fue un invento para vender. Pero como queremos ponernos románticas y amamos mucho al mar y a todo lo que nos aporta, compartimos contigo una carta. Tal vez te inspire para tener un detalle con aquellos seres que quieres sin gastarte ni un euro.

LA CARTA

Te escribo con manos temblorosas por el miedo a mostrar ante ti y el resto del mundo lo unida que me siento a ti. Nuestro amor es tan efímero como tu presencia y mi único consuelo es saber que en algún momento regresarás. La certeza de tu retorno llena tu ausencia y vacía mi desesperanza, desvaneciéndose así esa impaciencia que me caracteriza. Así logro mantenerme en calma, sosegada, sin el ansia de volver a verte que muestran otros.

Te intuyo llegar desde lejos y sonrío, imagino cómo serás… tan distinta a la anterior y a la que vendrá detrás. Muestras mil caras de una misma esencia y esa versatilidad mantiene mi adicción en el transcurrir de los años.  Son tus idas y venidas las que te vuelven encantadora, por la sorpresa de no saber qué pasará mañana. Rompes la rutina con una facilidad virtuosa y yo me adapto a ti como una sombra en una noche de luna llena. Eres imprevisible, una veces perfecta y otras confusa como un pensamiento nocturno. ¿Qué importa? ¿Acaso la perfección no es un concepto relativo influido por otras opiniones? ¿No eres acaso perfecta te expreses como te expreses, te presentes en la forma en que te presentes?

Contacta con la asociación "Ola sin plástico"

Las leyendas entorno a ti se quedan cortas y por mucho que te describan o quieran exagerarte nunca superarán tu talante arrollador. El viento sur ahueca tu melena y tú te alzas con tu danza de diva imponente marcando el ritmo a todos los presentes, logrando que nos rindamos ante tu evidente belleza y tratemos de alcanzarte con más o menos fortuna antes de que desaparezcas.

Deberías saber que mi adicción a ti me lleva a esperarte cada día, aun en  tus épocas de eterna ausencia,  al mismo sitio, a la misma hora y con las mismas ganas. Hay días en los que pareces querer asomarte sobre el horizonte, lo que tan solo es una fútil ilusión que me desarma. Esas jornadas regreso a casa cabizbaja y al mismo tiempo con la esperanza puesta en que tal vez mañana todo cambie, en que los vientos y las mareas se alineen y te dejen regresar a mis pies, enterrados en la orilla de una playa ya olvidada por tantos que no perdonaron tus ausencias y que no supieron o no pudieron esperarte como yo, cada día, a la misma hora, en el mismo lugar y con las mismas ganas.

heart, hands, silhouette

REFLEXIÓN FINAL

Tal vez tú también estés lejos de la persona que amas, de aquello que más amas hacer. La vida nos va poniendo pruebas, ahora más que nunca, y nos enseña a lidiar con ausencias, a valorar los pequeños detalles y a saborear lo importante de la vida. ¡Feliz día del amor!

«Si cuando amo soy feliz, entonces eres mi felicidad»

close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Si te gusta lo que ves apúntate a nuestro ecoboletín mensual.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *