5 frases que escucharás si decides cuidar el planeta

5 FRASES QUE ESCUCHARÁS SI DECIDES CUIDAR EL PLANETA

¿Por qué te hablamos de las 5 frases que escucharás si decides cuidar el planeta? Porque seguro que te has encontrado inmersa o inmerso en una conversación sobre tus cambios de hábitos para tratar de cuidar el planeta y alguien te ha salido con alguna frase a la defensiva, aunque tú no estuvieras juzgando a la otra persona. Son frases que habrás oído u oirás más de una vez cuando hables de temas relacionados con el planeta. A mí me ha pasado en diversas ocasiones, aunque ya no tanto, que de vez en cuando alguna frase resuena en mitad de una de estas conversaciones hablando del cambio climático, de la contaminación plástica,… Vamos a ver si te suena alguna de las cinco y veamos qué datos puedes facilitar a la persona que sale a la defensiva.


Pero yo ya reciclo…

Esta es muy muy habitual cuando hablas de la cantidad de plástico que hay en la naturaleza. Estás hablando de que hay alternativas al uso indiscriminado de plástico y alguien dice: “pero yo ya reciclo”.

Por un lado separar la basura no es reciclar, aunque puede ser un primer paso y lo que viene después evidentemente se escapa de nuestras manos. Está muy bien separar la basura, usar distintos contenedores y tratar de no mezclar las basuras, pero…la mejor basura plástica es la que no generamos.

recycling bins, recycle, environment-373156.jpg
Contenedores de reciclaje. Reciclar no es suficiente.

Dato: Solo se ha reciclado un 9% de todo el desecho del plástico que se ha producido a lo largo de la historia. Aproximadamente un 12% se ha incinerado y el 79% a acabado en el medio ambiente o un vertedero. (Y eso incluye tu pueblo, tu barrio, tu país,… no vale lanzar balones fuera).


Bueno, ¿pero seguro que algo de plástico usas, no?

Algo no, uso mucho,en ropa vieja, en utensilios viejos, cuando hago deporte, en mis vehículos, … Evidentemente no usar nada de nada de plástico es complicado, pero lo que yo hago de imperfecto resulta que no justifica tu inacción. Reducir el uso de plástico supone quitar cosas y cambiar hábitos, estoy en mi proceso, y ¿tú?

Dato: en el mundo se compran un millón de botellas de plástico cada minuto y se usan hasta 5 billones de bolsas de plástico de usar y tirar a nivel mundial. La mitad del plástico producido se diseña para usarlo una sola vez y después tirarlo. (Ese es el plástico más peligroso y abundante, aunque no el único, por desgracia).


No vas a salvar el mundo…


Y no lo pretendo, solo trato de hacer las cosas lo mejor posible, con mis contradicciones, con mis aciertos y mis meteduras de pata, a veces conscientes y la mayor de ellas inconscientes. ¿A quién no le ha pasado cambiar un objeto por otro y descubrir a la larga que contamina más que lo que usabas antes?

Dato: dependiendo de la tipología y tamaño del plástico tarda entre 100 y 1.000 años en descomponerse. Los plásticos que acaban en el mar terminan con la vida de muchos animales, su tiempo de descomposición es mayor que si estuvieran en tierra firme.


Pero yo reutilizo las bolsas que me dan.


Las bolsas de plástico se van degradando y se rompen, puede que las uses unas cuantas veces pero se acabarán convirtiendo en microplasticos. Usar bolsas de tela aunque su fabricación pueda ser más costosa es mucho mejor a la larga porque duran más, se pueden arreglar, y no se van degradando en pequeños microplasticos que acabarán siendo ingeridos por nosotros o el resto de animales.

Dato: Las botellas de plástico suelen estar hechas de tereftato de polietileno, un material que no pueden destruir los microorganismos. La única forma de deshacer el plástico de las bolsas o botellas es la fotodegración. Los rayo UV convierten el plástico en pequeñas piezas que contienen productos químicos tóxicos (bisfernol A y oligómero Ps). Estos químicos contaminan el sistema digestivo de los animales, además del agua que tomamos. (Sí, esto no es inocuo para el ser humano, esto genera enfermedades).


¿No estás un poco obsesionada? No creo que sea para tanto… 

Los datos hablan por sí solos. El planeta es nuestro hogar. Creo que a nadie le gustaría entrar en su casa y andar pisando basura por el suelo, por la cama, por el sofá, darte un baño en la bañera y que esté el agua llena de plásticos… Imagina esto por un momento,… ¿Cómo te sentirías? ¿Estarías a gusto en tu casa? ¿Dejarías la basura donde está? ¿Y si no tuvieras opción de llevarla a ningún lugar porque hicieras lo que hicieras el plástico seguiría allí… tratarías de dejar de consumir plástico?

clouds, clouded sky, heaven-2841053.jpg
Debemos cuidar el planeta con todo nuestro corazón

Dato: en los últimos 10 años se han producido más plásticos que en toda la historia de la humanidad. El cuarto país con más demanda de plástico en la Unión Europea es España, de ahí que se estime que para 2050 habrá más plásticos que peces en el mar.


Estamos de plástico hasta el cuello, pero este no es todo el problema que sufre nuestra Tierra, también podemos hablar de cambio climático, contaminación del agua potable, contaminación de la tierra, pérdida de biodiversidad… Sinceramente, si miramos un poquito más allá de nuestro cuerpo y del presente seguro que nos entra un poco de inquietud de la buena.

Dato (el último, lo prometo): En países de alta renta per cápita la cantidad de materias primas necesarias para cubrir las supuestas necesidades que tenemos es más de diez veces mayor que en los países de renta baja. Los países del grupo del G20 son responsables del 78% de emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. (¿Casi nada, verdad?)

En conclusión, aquí tienes unos cuantos datos para rebatir cuando alguien te salga con alguna de estas típicas frases que se usan para justificar la inacción. ¿Y a ti qué frases te han dicho? o ¿Qué frases has usado tú alguna vez? (Que todas las personas hemos pasado por distintas fases vitales, yo era de las que hace años decía: “pero, yo ya reciclo” ;))

Los datos presentados no me los he inventado yo, los puedes encontrar y más detallados en la página oficial de las Naciones Unidas.

Si quieres coger ideas de cómo cuidar el planeta consulta nuestra web, tenemos artículos publicados muy interesantes, también puedes ver nuestro vídeos en el canal de Youtube de Ola sin plástico.

consejos útiles para viajar cuidando el planeta.

CONSEJOS ÚTILES PARA VIAJAR CUIDANDO EL PLANETA.

Ha llegado el verano y con él las vacaciones, y ahora más que nunca es importante viajar cuidando el planeta. El año pasado ya te dimos algunos consejos para reducir el uso de plástico a la hora de viajar pero aún podemos tener en cuenta muchos más aspectos. ¡Comencemos!

PREGUNTAS ESENCIALES QUE DEBES HACERTE

El destino lo determina todo y no solo a qué cantidad de gente te vas a cruzar, si hará más o menos calor o si es un destino más caro o más económico. Veamos qué otras cosas serían interesante que tuvieras en cuenta:

¿Al lugar al que vas a viajar es una isla? ¿Es un lugar con recursos económicos suficientes para una buena gestión de residuos? ¿El agua de grifo es potable? ¿Hay escasez de agua? ¿Qué se come en el lugar? ¿Cuáles serán los medios de transporte que vas a usar para moverte?

vegetables, fruits, food-1085063.jpg
qué comes en tus vacaciones y dónde comes condiciona tu huella ecológica

IDEAS PARA REDUCIR TU HUELLA VIAJANDO

Estas son solo algunas de las cuestiones que puedes hacerte antes de viajar. Evidentemente no es lo mismo viajar a una isla pequeña donde tienen que importar muchísimos productos que estar en un país donde hay mucha variedad de alimentos que no hay que traer de lejos. Este factor debería condicionar siempre tu alimentación y adaptarte a probar cosas nuevas y típicas del lugar es una parte más de la experiencia del viaje, un regalo que viene incorporado en conocer un nuevo lugar. Seguro que puedes pasar cinco días sin comer productos que en ese lugar dejan una huella de carbono enorme. Siempre que puedas come productos locales y compra en pequeños locales evitando los centros comerciales y grandes superficies. Evita los restaurantes de franquicias y apoya a los pequeños restaurantes, también se merecen una oportunidad y muy probablemente la calidad de la comida sea mucho mayor.

Pensar en cómo se gestiona la basura no es ninguna tontería. Yo he visitado países donde había vertederos a cada paso, así que si vas a consumir productos envasados tendrás que pensar en dónde van a acabar dichos productos. No hablo solo de los plásticos, sino de todo en general, el papel higiénico, el cartón,… todo tiene un impacto. Por ejemplo, en mis últimos viajes al extranjero lo que he hecho ha sido traerme los plásticos que llevé, los blisters de medicinas o el bote de repelente de mosquitos. Es un pequeño gesto pero ayuda a no generar más residuos aún en el lugar que visites.

El agua que bebemos también es fundamental. En muchos lugares el agua no es potable y eso es un generador de botellas de plástico descomunal. A veces viajamos a zonas donde hay escasez de agua, así que sumado al consumo de botellas de plástico se añade el gasto de agua que usamos al asearnos y en otras circunstancias. No quiero decir que no puedas ir a esos lugares, sino que tendrás que tener más consciencia a la hora de consumir agua. Hace tres años vi un documental de una isla que estaba llena de los residuos que se generaban del turismo en Maldivas y allí se quemaba todo, generando una columna de humos tóxicos que estaba dañando todo el ecosistema y afectando a la vida de los seres que lo habitaban. Ese es un simple ejemplo de cómo se disfraza las consecuencias del turismo.

El transporte es otro factor a tener en cuenta. ¿Cómo llegas al lugar?¿En qué te vas a mover una vez allí? Está claro que no es lo mismo tener que coger cuatro aviones que un tren para llegar. Y una vez allí, ¿te vas a mover en transporte público o vas a alquilar un coche?¿Vas a moverte en bicicleta?¿En barco? El utilizar la bicicleta o el transporte público va a hacer que tu paso por el lugar de vacaciones tenga un impacto menor.

Cuando viajas qué impacto provocas
Camino del Norte (Donostia)

El alojamiento también es un tema importante. ¿Vas a ir a un lugar que se salta la ley de costas solo por estar cerca del mar?¿Cuida el hotel, hostal, casa,…, temas como evitar el despilfarro de recursos energéticos o hace una buena gestión de los mismos? La comodidad no tiene porque estar reñida con el cuidado del planeta.

¿Y SI VIAJAS EN FURGONETA O EN AUTOCARAVANA?

Aquí también puedes tener en cuenta muchísimos tips, empezando por los alimentos que consumes. Si llevas tus propias bolsas para las compras, si en tu neceser llevas productos sólidos ecológicos, si usas los puntos de vaciado de aguas grises, si depositas los residuos en los contenedores adecuados, si no te instalas en un lugar protegido,… si haces lo anterior ya estás ayudando a que se reduzca tu huella. ¿Limpias la vajilla con jabón ecológico o usas cualquier tipo de lavavajillas? ¿Aparcas en cualquier lugar total de estar cerca de la montaña, de la playa o del lugar de esparcimiento aún siendo consciente de la saturación del lugar o buscas otro lugar menos desbordado de vehículos aunque tengas que cambiar de planes? ¿Tienes en cuenta qué impacto puede tener tu presencia en el lugar o solo te fijas en lo bonito que este?

Los detalles, en los detalles está toda la diferencia. Así que sigue disfrutando del verano pero con una mentalidad abierta al cuidado del planeta. Disfrutar no está reñido con cuidar de nuestro hogar. La tierra te lo agradecerá y hasta tus futuras generaciones te lo agradecerán en algún momento de la historia.

Anna Cabre: de las galaxias a la Antártida

ANNA CABRE: DE LAS GALAXIAS A LA ANTÁRTIDA

A Anna Cabre he tenido la oportunidad de conocerla gracias a un grupo de trabajo en un curso de innovación social. Según se presentó me fascinó su historia de vida y algunas de sus vivencias, como la de su viaje a la Antártida. Aquí nos gusta hablar de mujeres que son un ejemplo de perseverancia, sabiduría y con una gran implicación en el cuidado del planeta, así que sin duda no podíamos dejar pasar la oportunidad de charlar con Anna. No te pierdas su trayectoria como estudiante, profesional y mamá, así como sus consejos. Yo he aprendido mucho charlando con ella, seguro que tú también algo aprenderás.

Anna, ¿Si tuvieras que presentarte a alguien que no te conoce, qué le dirías de ti misma?

Me mueve la justicia social, la aventura y la conexión con personas y lugares. Me encanta aprender cosas nuevas. Me he convertido en una intelectual sin remedio con un foco muy fuerte puesto en nuestro impacto en la tierra y el cambio climático. Suelo acabar todo lo que empiezo a veces de manera un pelín obsesiva. Muy cumplidora. Pero luego necesito mucho contraste para relajarme a lo grande. Necesito humor (absurdo mejor), vacaciones, playa mediterránea, bailoteo, y mucha gente alrededor y poca rutina. Seguramente soy lo que en inglés se llama ‘multipotentialite’, es decir que tengo muchas pasiones y me gusta ir cambiando el foco de lo que hago, pero siempre relacionándolo todo a lo grande.  

Durante estos años, ¿qué formaciones has realizados y/o estás realizando?

Empecé estudiando música y física. De ahí me lancé a hacer un doctorado sobre el origen del universo que me llevó a Estados Unidos donde seguí investigando galaxias hasta que decidí cambiar de disciplina. El azar, el momento ideal y mi perseverancia me llevaron a investigar los océanos, el clima en la tierra y el cambio climático. Últimamente, me he salido un poco de la academia y he redirigido mis energías a escribir un par de libros para niños sobre ciencia y clima, hacer un documental sobre mi experiencia en la Antártida en una expedición con 100 mujeres y justo ahora estoy investigando cómo el cambio climático afecta a los conflictos internacionales. Casi todo lo que aprendo es leyendo, leyendo, practicando, hablando con expertos y atendiendo charlas. Últimamente me he apuntado a un mini-máster de innovación social y ambiental para aprender más sobre educación para el futuro.    

Tuviste una vivencia muy interesante en la Antártida, ¿podrías contarnos cuál era el objetivo de aquel viaje?

Me fui a la Antártida con 100 mujeres, la mayoría de ellas científicas de distintas disciplinas.  Homeward Bound es un programa de formación en liderazgo, visibilidad y estrategia que promueve el liderazgo femenino para un mundo más sostenible y justo. El problema es que las decisiones importantes hasta ahora las han tomado en su mayoría hombres blancos. ¿Y si dejáramos que la mitad de la población (mujeres) y las poblaciones vulnerables también tomaran decisiones que nos afectan a todos? Esta es la visión. Mujeres liderando como una de las soluciones más cruciales al problema global al que nos enfrentamos.     

ilustración de pingüinos en la antártida

Realizaste un documental, ¿Cuál es el objetivo del documental? ¿Podemos verlo de alguna forma?

El viaje a la Antártida costaba mucho dinero (para una española), así que me lancé a buscar financiación. De ahí conocí a un productor de documentales, Isaac Lupiáñez, y salió la idea de pedir dinero para hacer un documental desde la Antártida contando el viaje, el ecofeminismo, la Antártida, la ciencia, la maternidad, un poco de todo. Presentamos el proyecto a TV3 (televisión pública catalana) con el grupo de españolas y llegamos a ser finalistas, pero al final, no salió.

El caso es que yo no me quise rendir. No quería irme a la Antártida con todo mi privilegio y no contarlo. Así que me fui con mi móvil y lo grabé todo. Isaac y yo hemos estado trabajando durante 1 año y medio y tenemos un documental que ya está casi acabado. Cuando esté listo, os lo diré seguro. 

Anna, con un grupo de compañeras científicas fundasteis la asociación Ellas lideran. ¿Esta alianza fue antes o después del viaje a la Antártida?

Empezamos la asociación con la idea de buscar financiamiento juntas para el viaje a la Antártida y para ayudar a las futuras cohortes, pero al final se convirtió en un grupo de soporte, un grupo de amigas que fuimos a la Antártida en momentos distintos, pero interesadas en las mismas problemáticas y con un objetivo común. Gracias a esta experiencia ganamos visibilidad y queremos aprovecharlo para conseguir cambios grandes en la sociedad y en la política en España.  

Háblanos si te apetece de esta asociación, ¿quiénes estáis detrás? , ¿qué habéis hecho hasta ahora?

Somos un colectivo de  mujeres con formación científica que impulsa el liderazgo de mujeres por la acción climática. Queremos tejer puentes entre la ciencia, la sociedad y la toma de decisiones para un futuro más justo y sostenible. Somos nueve académicas, oceanógrafas, biólogas, diplomáticas, expertas en ciencias de la salud y de ecosistemas. Nuestro punto fuerte es que estamos repartidas por el mundo (donde absorbimos maneras de hacer distintas) y cubrimos un rango grande de disciplinas y experiencias. De momento, hemos hecho apariciones en redes, en medios de comunicación y hemos escrito el cuento La vida secreta de los virus. La parte del grupo con más experiencia en diplomacia científica está trabajando ahora en un proyecto en el Mediterráneo. Nuestro plan es apoyarnos las unas a las otras en proyectos que se encuentran en la intersección entre mujeres y clima.  

La educación es la base de todo cambio. ¿Ese es el motivo por el que publicaste dos libros dirigidos al público infantil? ¿De qué tratan? ¿Se pueden conseguir de alguna manera?

El primer libro fue un acto de amor para mis hijos que aproveché para financiar parte del viaje a la Antártida. Me fui 4 semanas a la Antártida, mis hijos eran muy pequeños, y me daba un poco de angustia estar separada de ellos tanto tiempo. Cada día nos pasamos una hora leyendo cuentos antes de ir a dormir, así que pensé que esta sería mi forma de explicarles el viaje, y también explicarles lo que hace mamá cuando no está haciendo de mamá. Un libro sobre su mamá que se va a la Antártida. Fue un trabajazo pero salió.

Después llegó el coronavirus y se nos ocurrió plantear a la misma editorial un libro sobre virus escrito por científicas de Ellas Lideran de distintas disciplinas. Y así fue. Ahora estoy escribiendo el tercero sobre nuestra huella ecológica. Se pueden conseguir en las librerías y online. En la misma editorial se pueden comprar zahorideideas.com (La vida secreta de los virus y Mamá se va a la Antártida)

Para terminar de hablar de ti, ¿qué proyectos tienes entre manos o de cara al futuro?

Ahora estoy pendiente de acabar y distribuir el documental sobre la Antártida (que se llama Volver a empezar), estoy trabajando en un nuevo libro para niños y mi intención es seguir trabajando parcialmente en la academia estudiando los impactos del cambio climático en toda la estructura social humana. También me planteo tirar hacia la educación ambiental. Estoy en transición total, así que atenta a las oportunidades que vayan saliendo.  

Pero de momento, vacunarme y vacaciones, que este año ha sido muy duro. 

Hablemos sobre el planeta y la crisis climática. ¿Qué crees que es lo más desesperanzador de esta situación?

Que nos cuesta mucho reaccionar como sociedad. Nuestra inercia a lo conocido es muy grande. Es un problema tan grande y pesado que nos pasa por encima y tendemos a ignorarlo. La mayoría de políticos y organizaciones internacionales están paralizados o peor, luchando por un status quo a la antigua que ya no tiene sentido de ser. Los actores económicos controlan el mundo y muchos siguen mintiendo o ignorando lo que pasa. Esta prevalencia del dinero por encima de todo deja menos maniobra a los gobiernos y a la sociedad. Todos los sectores tienen que avanzar y de alguna manera, se está avanzando, pero lo que es preocupante es el ritmo, demasiado lento.

Anna,  ¿Y en qué aspectos te sientes más optimista? ¿Crees que estamos a tiempo de lograr un cambio positivo, que aún estamos a tiempo de superar esta crisis climática?

No nos queda otra que ser optimistas, o lo que sea para avanzar (sea enfado o esperanza) y no quedarnos quietas. Lo que yo veo es que hay un despertar generalizado en cuestiones de clima y derechos humanos, así que estamos yendo en la dirección acertada. Estamos entendiendo que todo está relacionado, que tenemos que proteger a nuestra humanidad y que tenemos que ponernos las pilas. Hay muchísimas personas haciendo cosas maravillosas, y cada vez somos más. Es cuestión de seguir avanzando muchas veces a contracorriente para evitar lo peor de la crisis climática. Y seguir convenciendo a más gente de que la crisis climática lo engloba todo (salud, justicia social, seguridad, ingeniería, arte, educación…). Todos podemos ayudar desde nuestro ángulo particular. 

Estás especializada en corrientes oceánicas. Para la gente que no sabemos apenas nada sobre ese tema, ¿nos podrías explicar qué importancia tienen para el equilibrio del planeta?

El océano controla el clima terrestre, hace que las temperaturas diurnas y nocturnas sean similares, almacena un montón de calor y carbono, y además está absorbiendo la mayoría del calor antropogénico extra, así que está mitigando el cambio climático que notamos nosotros. Las corrientes oceánicas transportan calor de los trópicos hacia los polos y hacen que nuestro planeta sea habitable. Además, el océano alberga un montón de criaturas marinas, desde el diminuto fitoplancton que produce comida para toda la fauna marina, hasta la ballena. Toda esta biología también contribuye al equilibrio de nuestra biosfera que es lo que distingue la tierra de un planeta inerte como Marte. 

Anna Cabre
Anna Cabre en la Antártida

Ola sin plástico, aún siendo una asociación concienciada con todo el cuidado del planeta, específicamente nos centramos más en la problemática del plástico y los residuos encontrados en la naturaleza, ¿qué opinión tienes sobre este problema? ¿Cuál crees que es la clave para solventar esta preocupante situación?

Es horrible lo que le estamos haciendo a nuestro planeta con el vertido masivo de plásticos. Es una manifestación más de nuestra manera de tratar el planeta, donde asumimos que lo que tiramos desaparece por arte de magia. Albatros y tortugas marinas que mueren por culpa del plástico. Plástico en nuestra comida. Es de verdad asqueroso. Y las prácticas globalizadoras de mandar plástico a países más pobres y vendernos la moto con el tema reciclaje son una fatal solución. Creo que todos estamos de acuerdo con esto.

El plástico es muy fácil de producir, no emite mucho carbono (comparativamente a otros productos) y dura mucho y por eso la invención del plástico revolucionó nuestro mundo. Gracias al plástico, por ejemplo, mucha comida dura mucho más y no se tiene que tirar. Pero se nos ha ido de las manos usar el plástico por cosas totalmente innecesarias. La falta de normas y transparencia en cuestiones de reciclaje no ayuda. En mi opinión hay que prohibir ya el plástico innecesario.

Lo bueno del problema del plástico es que es visual, fácil de entender y las campañas funcionan mejor que cuando hablamos de cambio climático, aunque se habla demasiado de reciclaje y no tanto de reducción, que es donde está la solución más transformadora. Tómate el café en el bar o ponlo en tu termo, vete a comprar con bolsas reusables, evita comprar online con muchos envoltorios, … y exige al gobierno cambios ya. 

Anna, ¿te apetece compartir alguna última reflexión antes de despedirnos?

Comparto con Ola sin Plástico que las cosas hay que hacerlas ya sin esperar a que venga alguien de fuera a salvarnos. Unirse a la causa que te mueve. Y tener la esperanza que esto contribuirá a un futuro mejor y a que más y más gente se va a unir. 

Anna, muchísimas gracias por tu tiempo, por tus palabras y por ser una inspiración para las mujeres. Ojalá que tus proyectos tengan mucho éxito porque sin duda con ellos el mundo será un poquito mejor.

Si te has quedado con ganas de saber más sobre Anna aquí tienes el enlace a su web, seguro que aún podrás descubrir muchas más cosas sobre esta fascinante mujer. annacabre.science

Yasmín: bailando con las olas

YASMíN: BAILANDO CON LAS OLAS

Aún no he tenido la fortuna de conocer en persona a Yasmin, “Yas” para la gente cercana. Sin embargo, sí he podido charlar con ella por teléfono. No ha sido una conversación al uso, con la complicidad de quienes se reconocen con muchos puntos en común, nos hemos visto enredadas en una conversación en la que ambas nos descubrimos contando momentos importantes en nuestras vidas, momentos conectados con el mar. La disculpa para entrevista es el día internacional del surf, el resultado puedes leerlo aquí. Te invito a que te sientes tranquilamente, sin distracciones y disfrutes de cada palabra que ha querido compartir Yasmin contigo y conmigo.

Yasmín, comencemos echando la vista atrás: ¿Cuál es tu primer recuerdo del mar ? 

Estar en la arena con mis padres y ver muchas tablas grandes de colores que iban hacia el agua. ¿Qué es eso? ” ¡Van a coger olas , van a surfear ! 
“¡Yo quiero! les dije a mis padres ( aun me emociono…) . A lo que me contestaron entre risas “Tú lo quieres todo! Pues elige la gimnasia rítmica o clases de surf” Sabían mi respuesta y es que en esos momentos mi vida era el baile y la gimnasia rítmica y mas tarde me metí de lleno en las competiciones de Euskadi. Pero ese recuerdo mientras iban al agua todos y yo les veía, no se me olvidará y me emociono porque es la primera vez que lo escribo y soy la misma niña con la diferencia que ahora bailo sobre las olas. Todo llega. Hoy es el día que hablo con una de mis ex profesoras de ballet y me dice siempre que sabía que acabaría bailando en el mar y que nunca deje de bailar. (Gracias Nekane, por todo)

mostrar a Yasmin surfeando
Yasmin surfeando


Al final aquel primer deseo se vio hecho realidad: ¿Cuándo empezaste a surfear y que te llevó a ello?

Siguiendo con la respuesta anterior …. , Mi recuerdo, aunque el baile y la rítmica eran mi vida, no quedó ahí . Todo mi entorno sabe que llenaba mis carpetas del colegio con recortes de surf ( recuerdo a Andy Irons tenerle mucho…) y no me digas porqué sabía que de alguna manera , la vida me llevaría algún día a ello pero no tenía prisa. Un año después de dejar por trabajo, del todo,el mundo del baile, conocí a Erik, mi compañero de vida. Hace ya 13 años. Meses anteriores ya me había metido con unos amigos en Zarautz, pero no fue hasta hace 13 años, que me metí de lleno a surfear. El destino me tenía preparado lo que inconscientemente llevaba esperando sin prisa desde pequeña. Mi familia para toda la vida y mi forma de vida, y Erik fue mi golpe de suerte. Desde entonces llevo en mi pie derecho Arrecife tatuado (No soy de tatuajes, de hecho, este fue el primero). Pero las cosas especiales me las marco sutilmente y ya llevo 3 y los 3 tienen relación. Es el apodo de Erik, y el fondo perfecto para que las olas vengan limpias.


¿Tienes algún spot o lugar al que te guste volver una y otra vez ?

Soy feliz en cualquier lugar, sobre todo si es en soledad, pero mi casa de olas es Galicia. Necesito a Galicia tanto como al mar y no suelo estar en spots frecuentados. Aunque viaje a otros países y recorra miles de kilómetros en busca de olas y paraísos surfistas,  Galicia engloba ese lugar por varias razones y siempre va a ser mi casa. Allí estoy arropada.

¿Y hay algún lugar en el que no hayas surfeado nunca y al que te gustaría entrar?

Hace años me hice una promesa y fue entrar con buenas condiciones a Meñakoz, un sitio donde he pasado años fotografiando y viendo a Erik , que fue junto a los locales, su segunda casa y ahora poco a poco va volviendo. Mi operación de cuello, que me hizo volver hacia atrás y acomodarme, y la de espalda de Erik complicada, que le dejó año y medio en dique seco dejaron apartado eso . Pero como todo, sé que llegará y que Erik estará ahí para gritarme desde dentro junto alguna persona que forma parte del mar. Me encantaría tener ese día allí a Aketza, y a Ander Gallastegui entre otros . Otro lugar es Mundaka, sé que estoy a menos de lo que me espero de entrar preparada y que será emocionante. Nunca tuve prisa, todo llega.
Y de fuera tengo muchos , Jefreys Bay un día pequeño y las Islas Lofoten (que es uno de nuestros próximos viajes en furgoneta hasta Cabo Norte).

yasmin surfeando
Su casa de olas es Galicia

¿Qué te han dado el surf y el mar, aparte de las olas? 

TODO. Quien soy, quien seré y APRENDIZAJE. Con los años me ha ayudado a superar mis miedos. El mar siempre fue deseado por mi y a la vez me causaba respeto, admiración y miedo a lo desconocido. He pasado momentos buenos y malos en el mar y todos me han ayudado a conocerme más a mí misma. He conocido personas a quienes admiro, algunas son parte de mi familia ya. Aketza es una de esas personas a quien admiro y mi aprendizaje con él aún perdura con el pasar de los años. Aketza es muy especial… los pulpos marinos lo saben y las profundidades del mar lo saben. Marineros de Galicia que ahora son amigos,… y alguna que otra persona especial como Joxe Mai ( marinero de Armintza que en paz descanse ) con él pescábamos a las noches, íbamos con su barca a conocer calas y me llamaba “beldurre” cuando venían las grandes,…

El mar me ha dado más que olas. Los primeros años era desconocido, no veía mas allá de coger olas, disfrutar y enganche. Después estuve entrenando para mejorar con las tablas cortas a carvear, girar como me gustaría y me apuntaba a  competis locales donde disfrutaba muchísimo. Más tarde vino algo mas allá del surf . Sentirme a gusto aunque en una playa enorme y con el mar feo entre yo sola y tener hasta necesidad por ello. Ahí me empecé a dar cuenta que el mar me estaba ayudando a superar mis miedos, conocerme a mí misma y soy feliz sabiendo que es mi casa y tiene tanto por enseñarme aún…

Con respeto siempre y cabeza, cierra los ojos y deja que el mundo abrace tus miedos, solo en conexión con él podremos estar abiertos a todo lo que nos tiene que ofrecer.

Yasmin Rodríguez


Escuchando todo esto que estás compartiendo me viene al recuerdo el vídeo que realizaste durante el confinamiento, ¿qué puedes contarnos sobre esa experiencia ? 

Sí, “Mientras el mundo sangra , una carta al mar” Yo soy una persona, por suerte o no, muy sentida y cuando vi al mundo en ese caos y esas imágenes que me cuesta recordar, tenía mucha angustia en general y miedo. Quise, con la escritura (algo que desde pequeña me ha desahogado siempre), exprsar lo que sentía. Que por un lado era dolor y por otro esperanza por ver a la tierra y sus seres en soledad sin el humano . Y quise plasmar todo eso, con la ayuda de surfistas y personas de mi entorno, y mi voz en “off”. Y  sin ellos no hubiera sido posible algo que ni yo sabía cómo iba acabar y aún me emociono por haber llegado a miles de pulmones, incluso me pasaban con personas en el hospital que lo habían visto. Yo misma lo “vi” con los ojos cerrados y no sé cómo me emociona más, si escuchándolo solo o viéndolo. 

Seguro que hay gente que no ha tenido la oportunidad de verlo hasta ahora: ¿dónde podemos verlo?

En Vimeo, YouTube y Telebilbao con la entrevista incluída. Poniendo en google “Mientras el mundo sangra una carta al mar”

Mientras el mundo sangra


También te apasionan la fotografía y los delfines, ¿qué conexión sientes con los cetáceos? 

Esta pregunta me toca especialmente la fibra…En la fotografía soy una mera novata pero siempre me ha gustado mucho plasmar con mi visión los momentos de la vida. Robarle imágenes como yo digo . Las fotografías en larga exposicion nocturnas de la Vía Láctea me apasionan y las busco allá donde viajamos. Es una afición que en alguna ocasión me ha dado el gusto de poder trabajar de ello. En muchos lados me conocen por fotografiar a los delfines. Ellos para mí son parte de mi vida … tan importantes como el mar. Mi conexión no puedo explicarla pero aunque me apasionan todos los cetáceos , el delfín , desde pequeña me causa admiración. De siempre disfruto viendo documentales sobre ellos y conociendo más sobre su comportamiento. Mi conexión más fuerte fue desde hace 7 años que mi padre me falta , y cuando les volvía a ver, la primera vez que no pude contarle con detalles cómo había vuelto a ser el encuentro, me emocioné y me hizo sentirme más cerca de él. Cuando sale una aleta, cierro los ojos, respiro y me siento más cerca de los que ya no están a mi lado. Siempre digo que cuando sea  vieja me conocerán como la loca de los delfines y la Via Láctea , cuando me vaya seré uno de ellos jejeje.

En muchos lados de Galicia me conocen por fotografiar a los delfines y, ahora, desde hace un año, también por una historia y una amistad que perduró de agosto a octubre del 2020. Familia y marineros y amigos de allí y de mi entorno me han guardado este gran secreto (porque nunca he llegado a estar preparada para contarlo y aún lloro de emoción e incredulidad y guardo imágenes y videos de muchos días). Tuve la suerte de vivirlo durante mucho tiempo y de poder plasmar muchos momentos también. La vida me tenía preparado este encuentro y yo me dejé llevar y el tiempo pasó muy deprisa

Me acuerdo mucho de él y estoy segura que su gran inteligencia hace que no me olvide a mí tampoco. Él me reconocía bien… a mí, a mi tabla, mi olor.. y si algún día nos viéramos ,estoy segura que me conocería . Está historia que guardo y pronto empiezo a estar preparada para soltar, surgió tras el confinamiento .Al poco de acabar de lanzar el vídeo que hice para miles de pulmones “mientras el mundo sangra una carta al mar”. 

Y luego,al despedirme de mi amistad entre lágrimas en octubre, enlacé cosas de los meses anteriores y recuerdo haber soñado con ese momento muy fuerte en el momento de la vigilia (sé que parece loco pero es verdad, entre otras cosas) y sé que los que ya no están conmigo en piel y hueso a mi lado, ese día, dos ángeles estaban acompañándome en cierta manera y me siento muy orgullosa y agradecida con la vida de algo que me llevaré conmigo siempre

De momento, en mi piel, en mis costillas, que desde que volví en octubre de Galicia me puse a buscar una tatuadora , y en diciembre di con Sandra Pérez de (zetatattoos) y estuvo desde invierno del 2020 hasta hace dos meses boceteando lo que la enseñé por videos, hasta llegar al que me llegó al corazón .

Y hace 13 días que plasmó en mi piel su magia y en cuanto esté acabado, enseñaré (gracias por formar parte de esta historia Sandra …. Gracias siempre, artista) 

Ellos para mí son parte de mi vida… tan importantes como el mar. 

delfin saltando fotografiado por Yasmin
A Yasmín le apasionan los delfines. Fotografía de ella.

Cuando estoy de vacaciones tras dos días viendo delfines preparo el gran objetivo y organizo con Erik los días para que ellos formen parte de nuestras vacaciones también. A veces me apura porque aunque ahora me ría recordándolo , ya puedo estar con amigos, que comiendo, que charlando con un helado, que si una aleta sale “Yasmin desaparece” jajaja . Lo mismo que los delfines duermen con un ojo abierto y una parte del cerebro, yo estoy así en tierra también por si veo alguna aleta jajaja. Y hasta que no las veo las vacaciones no han empezado del todo para mí , allá donde viajo intento “según las corrientes , mareas y lugar , estar en el sitio indicado”. Y aunque el delfín sea de todos los cetáceos por varias razones sentidas con el que más conecto, toda la familia de cetáceos me causa admiración y cada año conozco más sobre ellos. Las orcas por ejemplo hasta hace un año creía que eran ballenas, “por mal conocimiento las llaman las ballenas asesinas” pero entran en el grupo de los delfines, de hecho es un delfín. Un pobre delfín que cuando es capturado su aleta principal se cae hacia abajo de la tristeza de vivir en un parque de olas … En fin , podría tirarme horas hablando de ellos…


Yasmín, continuemos hablando de los animales y del planeta, ¿qué opinión tienes sobre cómo lo estamos cuidando y tratando? ¿Cuál sientes que es el primer paso a dar  para habitar en un planeta más limpio y más equilibrado?

 A la primera pregunta , siento rechazo , impotencia y vergüenza por lo que hacemos y nos creemos como humanos. Y el primer paso creo que sería coger las manos de arriba que mandan en vez de los hilos que cuelgan de ellas para parar esto. Porque aunque se está avanzando, cada vez es más tarde parar este desastre y catástrofe de tantas especies inocentes. De nada sirve recoger basura si nos vuelven a tirar al día siguiente miles de toneladas más. ¿Cómo han permitido que en muchos lugares el mar sea un lugar donde tirar basura? Para mí es como si nos abren el techo y nos tiran basura de toda clase cada día. Siento dolor e impotencia.

¿Qué hábitos has cambiado en los últimos años para cuidar el planeta? 

Tengo mucho que aprender de esto y estoy dispuesta y mas conciénciada cada vez a ello, porque aún hago lo mínimo: recoger residuos que me encuentro, reciclar, intentar no comprar tanto plástico y no contaminar tanto. No digo: “llevadme todo lo mío y recoged lo que ensucio” porque esto me parece básico y de guarros, con perdón, hay quien lo hace y me pone de muy mala leche…. ojalá pudiera hacer más, me avergüenzo de que creo que aún poco hacemos y me comprometo a intentar de alguna manera hacerlo. Al mundo le debemos todo y nosotros no somos necesarios en él. En vez de pescar lo justo , como en el ciclo de la vida los animales comen lo justo, pescamos en exceso, se permite la caza innecesaria, y ya qué decir de la porquería… Tenía esperanzas con la pandemia en el cambio de la conciencia humana y no se aún dónde estará la clave de “ese despertar”, a veces pienso que desaparecer como los dinosaurios va a ser la única solución, creo que somos los seres más poco inteligentes y más egoístas que habitan en el universo .


Yasmín, antes de despedirnos, ¿te apetece compartir un último mensaje o reflexión con las personas que te lean?

 Gracias por haberme leído hasta aquí. Todo aquello que hagas , intenta hacerlo con el corazón. Cuando sentimos lo que hacemos y nos dejamos llevar sin importar nada más, la conexión con la vida cobra sentido, seguro que algún día en el mar te acuerdas de esto. Con respeto siempre y cabeza , cierra los ojos y deja que el mundo abrace tus miedos, solo en conexión con él podremos estar abiertos a todo lo que nos tiene que ofrecer. CUIDEMOS LO QUE LA VIDA NOS REGALA QUE ES TODO ESO QUE COBRABA VIDA MIENTRAS ESTABAMOS CONFINADOS . El mundo esta ahí fuera, sal y vívelo, cuídalo y respétalo. Nos vemos por el mar.

Cuando sentimos lo que hacemos y nos dejamos llevar sin importar nada más, la conexión con la vida cobra sentido, seguro que algún día en el mar te acuerdas de esto.

Ahí es donde espero verte y conocerte en persona, Yasmin, junto al mar. Las palabras se quedan cortas para agradecerte el tiempo que has dedicado a esta entrevista y solo resta agradecerte que te hayas mostrado tan sincera ante mí y las personas que te lean. En estos tiempos, la generosidad en palabras y sentimiento que nos has regalado, tiene aún más valor. Yasmín, aunque ahora no puedas entrar al agua, quiero desearte igualmente feliz día del surf.

Ecogloop: ideas brillantes para cuidar el planeta

ECOGLOOP: IDEAS BRILLANTES PARA CUIDAR EL PLANETA

Ecogloop ha sido uno de los últimos descubrimientos que hemos hecho. Parte del equipo de Ola sin plástico nos hemos inscrito a un curso de innovación medioambiental y hace poco pudimos ver una entrevista de parte del equipo de Ecogloop. Os preguntaréis qué es Ecogloop y qué hacen y por eso os traemos una entrevista que les hemos hecho recientemente. Cuando acabes de leer la entrevista nos gustaría saber si aún piensas que sigue sin haber alternativas al plástico. Ya te dimos unas ideas de cómo reducir los plásticos de un solo uso en verano pero ahora te traemos dos nuevas alternativas.

PRESENTACIÓN

¿Quiénes estáis detrás de ecogloop?
Actualmente somos un equipo de 6 personas. Marta y Hernán somos los co-founders y también
están Pau, Alberto, Alba y Ángela.


¿Qué es Ecogloop?
Gloop es la revolución contra el plástico de un solo uso. Ofrecemos pajitas y cucharitas
comestibles,
una solución innovadora, práctica y sostenible al plástico. Nuestros productos
están hechos principalmente con cáscaras de avena o cacao. Es por eso que son aptos para
todos los públicos: son veganos y sin gluten.

SU HISTORIA

¿Cuál es vuestra historia? ¿Qué os inspiró?
Gloop es un proyecto que nace el 2020 después de volver de un viaje a la India.
Preocupados por el medioambiente y el futuro cercano de nuestro planeta tierra, decidimos
emprender una aventura en búsqueda de una solución. Cargados con una mochila llena de
motivación nos fuimos a descubrir nuevas oportunidades. India es uno de los países con mayor
contaminación, pero también es uno de los países más concienciados sobre el valor y beneficios
de las prácticas eco-friendly.
Allí fue donde descubrimos esta idea tan fantástica de los
cubiertos comestibles y, desde ese día, hemos estado trabajando en el desarrollo de la misma en
España.

alternativas al plástico comestibles
cucharillas comestibles


¿En esta trayectoria qué os estáis llevando de positivo?
Aunque emprender supone tener que enfrentarse a un sin fin de retos todos los días, también es
un camino muy bonito.
Hasta ahora hemos tenido la suerte de conocer a muchas personas que les ha gustado el
proyecto y que de una manera u otra nos han apoyado y ayudado
. También nos está sirviendo
para aprender un montón del sector y de muchos procesos que no conocíamos.


¿Qué dificultades habéis encontrado por el camino?
Una de las dificultades que más encontramos es la concienciación del cliente. Estamos viendo
que todos decimos ser muy sostenibles hasta que nos tocan el bolsillo. La verdad es que el
precio está siendo una barrera en muchos casos.
Seguimos trabajando en ajustar los precios al
máximo pero también queremos recordar toda la propuesta de valor que acompaña nuestros
productos. No solo sustituimos el plástico sino que también ofrecemos un producto muy
innovador y práctico.

pajita comestible

UNA MIRADA AL FUTURO

¿Qué proyecto de futuro tenéis?
Estamos trabajando en el desarrollo de más productos comestibles como sustitutos del plástico
de un solo uso: removedores de café, palillos de sushi, tenedores, cuchillos…

Además, también estamos preparando diferentes eventos, como recogidas de plástico, para
concienciar sobre la importancia de cambiar nuestros hábitos de consumo y apoyarnos entre los
que formamos parte de la comunidad.


¿Os gusta practicar algún deporte en el mar, surf o semejante o lo habéis practicado alguna
vez?

Nos encanta el mar. Nos transmite mucha paz y nos da mucha vida. Hemos buceado y surfeado
alguna vez y nos encantaría hacerlo más a menudo.


¿Qué mensaje mandarías a las personas que os lean?
Es necesario cambiar nuestros hábitos de consumo actuales por unos que tengan en cuenta el
medioambiente. Son muchas las pequeñas acciones que podemos hacer y tenemos que pensar
que, como consumidores, tenemos el poder de tomar las decisiones de compra que apoyen e
impulsen un consumo más responsable.

No sé a ti pero a mí me están entrando unas ganas terribles de comerme un helado con una cucharilla comestible, aunque tampoco estaría mal poder tomarme un zumo natural con una pajita comestible. ¿No te parece una idea brillante? Si quieres saber más visita su página.

¿Dónde se tira…? Resuelve tus dudas

¿DÓNDE SE TIRA…? RESUELVE TUS DUDAS

Seguro que más de una vez te has quedado con la duda de saber dónde se tira algo que ya no necesitas. Como siempre, te vamos a pedir que antes de tirar nada pienses si ese objeto le puede servir a alguien. Puede que esa funda de gafas que no usas le sirva a otra persona. Así que antes de tirar nada piensa si realmente es algo inservible, que no te sirva a ti no significa que no le sirva a otra persona. Seguro que hay tiendas de segunda mano en tu zona, alguna apoyan a proyectos sociales y dan trabajo a personas con menos oportunidades laborales. ¿A que suena bien?

Pero hay cosas que de verdad ya no sirven a nadie más. Por ejemplo, un cepillo de dientes usado, un CD rayado,… Bueno, pues hay quien saca partido a todas estas cosas, Por ejemplo un cepillo de dientes te puede servir para limpiar en superficies estrechas o en el baño y llegar a aquellos rincones que no alcanzas con otro objeto. Gente creativa puede que use los CDs para crear lámparas o un biombo. En Facebook hay páginas donde ofrecer aquello que no te sirve, por ejemplo está el grupo “No lo tires, dónalo”.

PARA LO QUE REALMENTE NO SE TE OCURRE QUÉ HACER

Te traemos algunos objetos que puede que hayas tirado a la basura o a cualquier contenedor erróneamente, al menos a mí me ha pasado en algún momento de la vida. Vamos allá:

LOS CEPILLOS DE DIENTES

Los cepillos de dientes convencionales no se tiran al contenedor amarillo, en teoría deben depositarte en el punto limpio. Aún así ha habido alguna campaña de recogida de cepillos de dientes en algunas ciudades por parte de Vitaldent, no sabemos si sigue en vigencia esa posibilidad. Sea como fuere no va al contenedor amarillo ni al gris o verde.

Cepillo de bambú dónde se tira
¿Dónde se tira el cepillo de bambú?

Los cepillos de bambú tienen una curiosidad, las cerdas son de nylon 6 (plástico). Por lo tanto, el mango iría al cubo de residuos orgánicos, pero las cerdas habría que separarlas del cuerpo y tirarlas al contenedor amarillo. si tienes jardín o huerto puedes trocear el mango en partes pequeñitas y enterrarlo en la tierra o sumarlo al compost que fabriques.

LA LLAVES

Las llaves de las puertas deben llevarse al punto limpio y se tiran en la parte donde se depositan los productos de metal.

LOS NEGATIVOS DE FOTOS Y RADIOGRAFÍAS

Está prohibidísimo tirar a la basura común estos productos, porque contienen metales pesados muy contaminantes. Las radiografías a veces se recogen en centros hospitalarios, farmacias, aunque yo hace tiempo que no veo esta opción donde yo vivo. Las últimas radiografías y negativos los llevé al punto limpio, tienen una zona solo para ellos.

ESPEJOS Y VASOS

No, no son vidrio, son cristal, por lo que no se tiran en el contenedor de vidrio. Por ejemplo los vasos y copas tiene óxido de vidrio y no se pueden fundir a la misma temperatura que los cristales de un tarro. Los espejos, copas, vasos,…deberían llevarse a un punto limpio.

PAPEL DE COCINA, VASOS DE “PAPEL”

El papel de cocina no va al contenedor azul y menos si está sucio. Por suerte ahora ya en muchos lugares el papel de cocina se puede echar junto a los desechos de verduras, frutas y otros productos del contenedor marrón. Los vasos de “papel” tampoco van al azul, porque suelen ir cubiertos por una capa de plástico, si en el símbolo que indica el tipo de plástico aparece el número 7 no se van a reciclar. ¿Dónde se deben tirar? Pues ciertamente da dolor de corazón pensar en tirarlo en el contenedor gris. Por eso os insistimos tanto en que lleves tu propia taza para llevarte tu café.

CAJAS DE PIZZA

Las cajas de pizza están sucias con restos de comida, así que no se pueden reciclar. Puede que puedas recortar la zona no sucia y depositarla en el azul, pero el cartón manchado iría al contenedor gris.

CÁPSULAS DE CAFÉ

Ya te hablamos hace poco de alternativas para no emplear las de un solo uso. Aun así si decides seguir usándolas no van al punto amarillo. Lo suyo es que los lleves a los puntos de recogida donde se supone que se hará una buena gestión posterior.

TAPAS, CORCHOS, CHAPAS

Las tapas de tarros y las chapas de botellas van al contenedor amarillo. El corcho debería ir al contenedor de residuos orgánicos, sin embargo, asegúrate que no sea un falso tapón de corcho y que no contenga ningún componente plástico, porque sinceramente esos tapones no sirven para nada más que generar basura, ni se van a reciclar ni se van a compostar. Por cierto, los tapones de botellas plásticas y tetrabricks guárdalos y aprovecha a depositarlos en puntos de recogida que apoyan causas solidarias, no cuesta tanto y puede que así colabores sin querer a un proyecto social.

EL PAPEL ALBAL

Sinceramente, no te engañes, el papel albal no se va a reciclar porque el 99% de las veces lleva restos de comida y no se recicla. Da igual lo que te digan, NO SE RECICLA, así que lo mejor es que no lo uses. No te imaginas la de bolitas de albal que recogemos en las limpiezas en la playa. Son muy contaminantes, si las puedes evitar mejor. Si lo usas y lo tiras al contenedor amarillo porque así vas a dormir mejor, pues estupendo, pero no te engañes.

LATAS VERSUS LATAS OXIDADAS

Las latas van al contenedor amarillo, no al suelo, ni al monte, ni a la playa. Las latas pueden tardar en degradarse hasta 400 años, casi nada… si estás leyendo esto probablemente no seas de las personas que tiran las latas en cualquier lado, sino al contenedor amarillo. Son de los productos que más se reciclan, y como buena noticia que sepas que las puedes aplastar o dejar tal cual están, no influyen en su reciclaje la forma. Ahora sí, ¿qué pasa con las latas oxidadas? ¿De esas que nos encontramos en la naturaleza que llevan mucho tiempo a la intemperie? Pues esas no van al contenedor amarillo, van al gris, al de los restos, porque ya no hay nada que hacer con ellas, al menos que nosotras sepamos.

MENSAJE FINAL

Para cerrar este artículo te vamos a pedir un favor. Si tiras el papel al contenedor azul no lo hagas dentro de una bolsa de plástico y lo mismo para las botellas, lo único que peude pasar es que las bolsas se enganchen en alguna máquina y estropeen la maquinaria y el proceso de reciclaje. Tira las botellas y los papeles y carteles sueltos. Sabemos que a veces nos puede la pereza, pero la pereza se puede vencer con un poco de motivación.

En este tema siempre surgen dudas, leyendas urbanas y más dudas, si tienes dudas escríbenos, pregúntanos y si piensas que algo de lo que hemos contado no es así también cuéntanoslo para poderlo contrastar, siempre con amor. Muchas gracias.