YASMíN: BAILANDO CON LAS OLAS

Aún no he tenido la fortuna de conocer en persona a Yasmin, “Yas” para la gente cercana. Sin embargo, sí he podido charlar con ella por teléfono. No ha sido una conversación al uso, con la complicidad de quienes se reconocen con muchos puntos en común, nos hemos visto enredadas en una conversación en la que ambas nos descubrimos contando momentos importantes en nuestras vidas, momentos conectados con el mar. La disculpa para entrevista es el día internacional del surf, el resultado puedes leerlo aquí. Te invito a que te sientes tranquilamente, sin distracciones y disfrutes de cada palabra que ha querido compartir Yasmin contigo y conmigo.

Yasmín, comencemos echando la vista atrás: ¿Cuál es tu primer recuerdo del mar ? 

Estar en la arena con mis padres y ver muchas tablas grandes de colores que iban hacia el agua. ¿Qué es eso? ” ¡Van a coger olas , van a surfear ! 
“¡Yo quiero! les dije a mis padres ( aun me emociono…) . A lo que me contestaron entre risas “Tú lo quieres todo! Pues elige la gimnasia rítmica o clases de surf” Sabían mi respuesta y es que en esos momentos mi vida era el baile y la gimnasia rítmica y mas tarde me metí de lleno en las competiciones de Euskadi. Pero ese recuerdo mientras iban al agua todos y yo les veía, no se me olvidará y me emociono porque es la primera vez que lo escribo y soy la misma niña con la diferencia que ahora bailo sobre las olas. Todo llega. Hoy es el día que hablo con una de mis ex profesoras de ballet y me dice siempre que sabía que acabaría bailando en el mar y que nunca deje de bailar. (Gracias Nekane, por todo)

mostrar a Yasmin surfeando
Yasmin surfeando


Al final aquel primer deseo se vio hecho realidad: ¿Cuándo empezaste a surfear y que te llevó a ello?

Siguiendo con la respuesta anterior …. , Mi recuerdo, aunque el baile y la rítmica eran mi vida, no quedó ahí . Todo mi entorno sabe que llenaba mis carpetas del colegio con recortes de surf ( recuerdo a Andy Irons tenerle mucho…) y no me digas porqué sabía que de alguna manera , la vida me llevaría algún día a ello pero no tenía prisa. Un año después de dejar por trabajo, del todo,el mundo del baile, conocí a Erik, mi compañero de vida. Hace ya 13 años. Meses anteriores ya me había metido con unos amigos en Zarautz, pero no fue hasta hace 13 años, que me metí de lleno a surfear. El destino me tenía preparado lo que inconscientemente llevaba esperando sin prisa desde pequeña. Mi familia para toda la vida y mi forma de vida, y Erik fue mi golpe de suerte. Desde entonces llevo en mi pie derecho Arrecife tatuado (No soy de tatuajes, de hecho, este fue el primero). Pero las cosas especiales me las marco sutilmente y ya llevo 3 y los 3 tienen relación. Es el apodo de Erik, y el fondo perfecto para que las olas vengan limpias.


¿Tienes algún spot o lugar al que te guste volver una y otra vez ?

Soy feliz en cualquier lugar, sobre todo si es en soledad, pero mi casa de olas es Galicia. Necesito a Galicia tanto como al mar y no suelo estar en spots frecuentados. Aunque viaje a otros países y recorra miles de kilómetros en busca de olas y paraísos surfistas,  Galicia engloba ese lugar por varias razones y siempre va a ser mi casa. Allí estoy arropada.

¿Y hay algún lugar en el que no hayas surfeado nunca y al que te gustaría entrar?

Hace años me hice una promesa y fue entrar con buenas condiciones a Meñakoz, un sitio donde he pasado años fotografiando y viendo a Erik , que fue junto a los locales, su segunda casa y ahora poco a poco va volviendo. Mi operación de cuello, que me hizo volver hacia atrás y acomodarme, y la de espalda de Erik complicada, que le dejó año y medio en dique seco dejaron apartado eso . Pero como todo, sé que llegará y que Erik estará ahí para gritarme desde dentro junto alguna persona que forma parte del mar. Me encantaría tener ese día allí a Aketza, y a Ander Gallastegui entre otros . Otro lugar es Mundaka, sé que estoy a menos de lo que me espero de entrar preparada y que será emocionante. Nunca tuve prisa, todo llega.
Y de fuera tengo muchos , Jefreys Bay un día pequeño y las Islas Lofoten (que es uno de nuestros próximos viajes en furgoneta hasta Cabo Norte).

yasmin surfeando
Su casa de olas es Galicia

¿Qué te han dado el surf y el mar, aparte de las olas? 

TODO. Quien soy, quien seré y APRENDIZAJE. Con los años me ha ayudado a superar mis miedos. El mar siempre fue deseado por mi y a la vez me causaba respeto, admiración y miedo a lo desconocido. He pasado momentos buenos y malos en el mar y todos me han ayudado a conocerme más a mí misma. He conocido personas a quienes admiro, algunas son parte de mi familia ya. Aketza es una de esas personas a quien admiro y mi aprendizaje con él aún perdura con el pasar de los años. Aketza es muy especial… los pulpos marinos lo saben y las profundidades del mar lo saben. Marineros de Galicia que ahora son amigos,… y alguna que otra persona especial como Joxe Mai ( marinero de Armintza que en paz descanse ) con él pescábamos a las noches, íbamos con su barca a conocer calas y me llamaba “beldurre” cuando venían las grandes,…

El mar me ha dado más que olas. Los primeros años era desconocido, no veía mas allá de coger olas, disfrutar y enganche. Después estuve entrenando para mejorar con las tablas cortas a carvear, girar como me gustaría y me apuntaba a  competis locales donde disfrutaba muchísimo. Más tarde vino algo mas allá del surf . Sentirme a gusto aunque en una playa enorme y con el mar feo entre yo sola y tener hasta necesidad por ello. Ahí me empecé a dar cuenta que el mar me estaba ayudando a superar mis miedos, conocerme a mí misma y soy feliz sabiendo que es mi casa y tiene tanto por enseñarme aún…

Con respeto siempre y cabeza, cierra los ojos y deja que el mundo abrace tus miedos, solo en conexión con él podremos estar abiertos a todo lo que nos tiene que ofrecer.

Yasmin Rodríguez


Escuchando todo esto que estás compartiendo me viene al recuerdo el vídeo que realizaste durante el confinamiento, ¿qué puedes contarnos sobre esa experiencia ? 

Sí, “Mientras el mundo sangra , una carta al mar” Yo soy una persona, por suerte o no, muy sentida y cuando vi al mundo en ese caos y esas imágenes que me cuesta recordar, tenía mucha angustia en general y miedo. Quise, con la escritura (algo que desde pequeña me ha desahogado siempre), exprsar lo que sentía. Que por un lado era dolor y por otro esperanza por ver a la tierra y sus seres en soledad sin el humano . Y quise plasmar todo eso, con la ayuda de surfistas y personas de mi entorno, y mi voz en “off”. Y  sin ellos no hubiera sido posible algo que ni yo sabía cómo iba acabar y aún me emociono por haber llegado a miles de pulmones, incluso me pasaban con personas en el hospital que lo habían visto. Yo misma lo “vi” con los ojos cerrados y no sé cómo me emociona más, si escuchándolo solo o viéndolo. 

Seguro que hay gente que no ha tenido la oportunidad de verlo hasta ahora: ¿dónde podemos verlo?

En Vimeo, YouTube y Telebilbao con la entrevista incluída. Poniendo en google “Mientras el mundo sangra una carta al mar”

Mientras el mundo sangra


También te apasionan la fotografía y los delfines, ¿qué conexión sientes con los cetáceos? 

Esta pregunta me toca especialmente la fibra…En la fotografía soy una mera novata pero siempre me ha gustado mucho plasmar con mi visión los momentos de la vida. Robarle imágenes como yo digo . Las fotografías en larga exposicion nocturnas de la Vía Láctea me apasionan y las busco allá donde viajamos. Es una afición que en alguna ocasión me ha dado el gusto de poder trabajar de ello. En muchos lados me conocen por fotografiar a los delfines. Ellos para mí son parte de mi vida … tan importantes como el mar. Mi conexión no puedo explicarla pero aunque me apasionan todos los cetáceos , el delfín , desde pequeña me causa admiración. De siempre disfruto viendo documentales sobre ellos y conociendo más sobre su comportamiento. Mi conexión más fuerte fue desde hace 7 años que mi padre me falta , y cuando les volvía a ver, la primera vez que no pude contarle con detalles cómo había vuelto a ser el encuentro, me emocioné y me hizo sentirme más cerca de él. Cuando sale una aleta, cierro los ojos, respiro y me siento más cerca de los que ya no están a mi lado. Siempre digo que cuando sea  vieja me conocerán como la loca de los delfines y la Via Láctea , cuando me vaya seré uno de ellos jejeje.

En muchos lados de Galicia me conocen por fotografiar a los delfines y, ahora, desde hace un año, también por una historia y una amistad que perduró de agosto a octubre del 2020. Familia y marineros y amigos de allí y de mi entorno me han guardado este gran secreto (porque nunca he llegado a estar preparada para contarlo y aún lloro de emoción e incredulidad y guardo imágenes y videos de muchos días). Tuve la suerte de vivirlo durante mucho tiempo y de poder plasmar muchos momentos también. La vida me tenía preparado este encuentro y yo me dejé llevar y el tiempo pasó muy deprisa

Me acuerdo mucho de él y estoy segura que su gran inteligencia hace que no me olvide a mí tampoco. Él me reconocía bien… a mí, a mi tabla, mi olor.. y si algún día nos viéramos ,estoy segura que me conocería . Está historia que guardo y pronto empiezo a estar preparada para soltar, surgió tras el confinamiento .Al poco de acabar de lanzar el vídeo que hice para miles de pulmones “mientras el mundo sangra una carta al mar”. 

Y luego,al despedirme de mi amistad entre lágrimas en octubre, enlacé cosas de los meses anteriores y recuerdo haber soñado con ese momento muy fuerte en el momento de la vigilia (sé que parece loco pero es verdad, entre otras cosas) y sé que los que ya no están conmigo en piel y hueso a mi lado, ese día, dos ángeles estaban acompañándome en cierta manera y me siento muy orgullosa y agradecida con la vida de algo que me llevaré conmigo siempre

De momento, en mi piel, en mis costillas, que desde que volví en octubre de Galicia me puse a buscar una tatuadora , y en diciembre di con Sandra Pérez de (zetatattoos) y estuvo desde invierno del 2020 hasta hace dos meses boceteando lo que la enseñé por videos, hasta llegar al que me llegó al corazón .

Y hace 13 días que plasmó en mi piel su magia y en cuanto esté acabado, enseñaré (gracias por formar parte de esta historia Sandra …. Gracias siempre, artista) 

Ellos para mí son parte de mi vida… tan importantes como el mar. 

delfin saltando fotografiado por Yasmin
A Yasmín le apasionan los delfines. Fotografía de ella.

Cuando estoy de vacaciones tras dos días viendo delfines preparo el gran objetivo y organizo con Erik los días para que ellos formen parte de nuestras vacaciones también. A veces me apura porque aunque ahora me ría recordándolo , ya puedo estar con amigos, que comiendo, que charlando con un helado, que si una aleta sale “Yasmin desaparece” jajaja . Lo mismo que los delfines duermen con un ojo abierto y una parte del cerebro, yo estoy así en tierra también por si veo alguna aleta jajaja. Y hasta que no las veo las vacaciones no han empezado del todo para mí , allá donde viajo intento “según las corrientes , mareas y lugar , estar en el sitio indicado”. Y aunque el delfín sea de todos los cetáceos por varias razones sentidas con el que más conecto, toda la familia de cetáceos me causa admiración y cada año conozco más sobre ellos. Las orcas por ejemplo hasta hace un año creía que eran ballenas, “por mal conocimiento las llaman las ballenas asesinas” pero entran en el grupo de los delfines, de hecho es un delfín. Un pobre delfín que cuando es capturado su aleta principal se cae hacia abajo de la tristeza de vivir en un parque de olas … En fin , podría tirarme horas hablando de ellos…


Yasmín, continuemos hablando de los animales y del planeta, ¿qué opinión tienes sobre cómo lo estamos cuidando y tratando? ¿Cuál sientes que es el primer paso a dar  para habitar en un planeta más limpio y más equilibrado?

 A la primera pregunta , siento rechazo , impotencia y vergüenza por lo que hacemos y nos creemos como humanos. Y el primer paso creo que sería coger las manos de arriba que mandan en vez de los hilos que cuelgan de ellas para parar esto. Porque aunque se está avanzando, cada vez es más tarde parar este desastre y catástrofe de tantas especies inocentes. De nada sirve recoger basura si nos vuelven a tirar al día siguiente miles de toneladas más. ¿Cómo han permitido que en muchos lugares el mar sea un lugar donde tirar basura? Para mí es como si nos abren el techo y nos tiran basura de toda clase cada día. Siento dolor e impotencia.

¿Qué hábitos has cambiado en los últimos años para cuidar el planeta? 

Tengo mucho que aprender de esto y estoy dispuesta y mas conciénciada cada vez a ello, porque aún hago lo mínimo: recoger residuos que me encuentro, reciclar, intentar no comprar tanto plástico y no contaminar tanto. No digo: “llevadme todo lo mío y recoged lo que ensucio” porque esto me parece básico y de guarros, con perdón, hay quien lo hace y me pone de muy mala leche…. ojalá pudiera hacer más, me avergüenzo de que creo que aún poco hacemos y me comprometo a intentar de alguna manera hacerlo. Al mundo le debemos todo y nosotros no somos necesarios en él. En vez de pescar lo justo , como en el ciclo de la vida los animales comen lo justo, pescamos en exceso, se permite la caza innecesaria, y ya qué decir de la porquería… Tenía esperanzas con la pandemia en el cambio de la conciencia humana y no se aún dónde estará la clave de “ese despertar”, a veces pienso que desaparecer como los dinosaurios va a ser la única solución, creo que somos los seres más poco inteligentes y más egoístas que habitan en el universo .


Yasmín, antes de despedirnos, ¿te apetece compartir un último mensaje o reflexión con las personas que te lean?

 Gracias por haberme leído hasta aquí. Todo aquello que hagas , intenta hacerlo con el corazón. Cuando sentimos lo que hacemos y nos dejamos llevar sin importar nada más, la conexión con la vida cobra sentido, seguro que algún día en el mar te acuerdas de esto. Con respeto siempre y cabeza , cierra los ojos y deja que el mundo abrace tus miedos, solo en conexión con él podremos estar abiertos a todo lo que nos tiene que ofrecer. CUIDEMOS LO QUE LA VIDA NOS REGALA QUE ES TODO ESO QUE COBRABA VIDA MIENTRAS ESTABAMOS CONFINADOS . El mundo esta ahí fuera, sal y vívelo, cuídalo y respétalo. Nos vemos por el mar.

Cuando sentimos lo que hacemos y nos dejamos llevar sin importar nada más, la conexión con la vida cobra sentido, seguro que algún día en el mar te acuerdas de esto.

Ahí es donde espero verte y conocerte en persona, Yasmin, junto al mar. Las palabras se quedan cortas para agradecerte el tiempo que has dedicado a esta entrevista y solo resta agradecerte que te hayas mostrado tan sincera ante mí y las personas que te lean. En estos tiempos, la generosidad en palabras y sentimiento que nos has regalado, tiene aún más valor. Yasmín, aunque ahora no puedas entrar al agua, quiero desearte igualmente feliz día del surf.

close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Si te gusta lo que ves apúntate a nuestro ecoboletín mensual.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

2 comentarios en “Yasmín: bailando con las olas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *