zero waste

Ahora leemos continuamente que existen productos y tiendas zero waste. ¿Sabes qué es un producto zero waste o de residuo cero? Como muy bien indica la propia expresión es una forma de consumir en la que no se generan residuos que no sean creados por la propia naturaleza.

Cuando vamos a superficies comerciales normalmente nos encontramos productos con envoltorios. Estos envoltorios generalmente suelen ser plásticos. Hay plásticos de varios tipos y algunos de ellos no son reciclables. Sobre esto os iremos hablando a lo largo del tiempo. Por lo tanto, lo más sostenible de todo es reducir, es decir, no generar residuos. Si no se generan residuos no hay que gestionarlos después, lo que supone una forma de reducir nuestra huella ecológica muy importante.

¿Dónde se tira…? Resuelve tus dudas

¿DÓNDE SE TIRA…? RESUELVE TUS DUDAS

Seguro que más de una vez te has quedado con la duda de saber dónde se tira algo que ya no necesitas. Como siempre, te vamos a pedir que antes de tirar nada pienses si ese objeto le puede servir a alguien. Puede que esa funda de gafas que no usas le sirva a otra persona. Así que antes de tirar nada piensa si realmente es algo inservible, que no te sirva a ti no significa que no le sirva a otra persona. Seguro que hay tiendas de segunda mano en tu zona, alguna apoyan a proyectos sociales y dan trabajo a personas con menos oportunidades laborales. ¿A que suena bien?

Pero hay cosas que de verdad ya no sirven a nadie más. Por ejemplo, un cepillo de dientes usado, un CD rayado,… Bueno, pues hay quien saca partido a todas estas cosas, Por ejemplo un cepillo de dientes te puede servir para limpiar en superficies estrechas o en el baño y llegar a aquellos rincones que no alcanzas con otro objeto. Gente creativa puede que use los CDs para crear lámparas o un biombo. En Facebook hay páginas donde ofrecer aquello que no te sirve, por ejemplo está el grupo «No lo tires, dónalo».

PARA LO QUE REALMENTE NO SE TE OCURRE QUÉ HACER

Te traemos algunos objetos que puede que hayas tirado a la basura o a cualquier contenedor erróneamente, al menos a mí me ha pasado en algún momento de la vida. Vamos allá:

LOS CEPILLOS DE DIENTES

Los cepillos de dientes convencionales no se tiran al contenedor amarillo, en teoría deben depositarte en el punto limpio. Aún así ha habido alguna campaña de recogida de cepillos de dientes en algunas ciudades por parte de Vitaldent, no sabemos si sigue en vigencia esa posibilidad. Sea como fuere no va al contenedor amarillo ni al gris o verde.

Cepillo de bambú dónde se tira
¿Dónde se tira el cepillo de bambú?

Los cepillos de bambú tienen una curiosidad, las cerdas son de nylon 6 (plástico). Por lo tanto, el mango iría al cubo de residuos orgánicos, pero las cerdas habría que separarlas del cuerpo y tirarlas al contenedor amarillo. si tienes jardín o huerto puedes trocear el mango en partes pequeñitas y enterrarlo en la tierra o sumarlo al compost que fabriques.

LA LLAVES

Las llaves de las puertas deben llevarse al punto limpio y se tiran en la parte donde se depositan los productos de metal.

LOS NEGATIVOS DE FOTOS Y RADIOGRAFÍAS

Está prohibidísimo tirar a la basura común estos productos, porque contienen metales pesados muy contaminantes. Las radiografías a veces se recogen en centros hospitalarios, farmacias, aunque yo hace tiempo que no veo esta opción donde yo vivo. Las últimas radiografías y negativos los llevé al punto limpio, tienen una zona solo para ellos.

ESPEJOS Y VASOS

No, no son vidrio, son cristal, por lo que no se tiran en el contenedor de vidrio. Por ejemplo los vasos y copas tiene óxido de vidrio y no se pueden fundir a la misma temperatura que los cristales de un tarro. Los espejos, copas, vasos,…deberían llevarse a un punto limpio.

PAPEL DE COCINA, VASOS DE «PAPEL»

El papel de cocina no va al contenedor azul y menos si está sucio. Por suerte ahora ya en muchos lugares el papel de cocina se puede echar junto a los desechos de verduras, frutas y otros productos del contenedor marrón. Los vasos de «papel» tampoco van al azul, porque suelen ir cubiertos por una capa de plástico, si en el símbolo que indica el tipo de plástico aparece el número 7 no se van a reciclar. ¿Dónde se deben tirar? Pues ciertamente da dolor de corazón pensar en tirarlo en el contenedor gris. Por eso os insistimos tanto en que lleves tu propia taza para llevarte tu café.

CAJAS DE PIZZA

Las cajas de pizza están sucias con restos de comida, así que no se pueden reciclar. Puede que puedas recortar la zona no sucia y depositarla en el azul, pero el cartón manchado iría al contenedor gris.

CÁPSULAS DE CAFÉ

Ya te hablamos hace poco de alternativas para no emplear las de un solo uso. Aun así si decides seguir usándolas no van al punto amarillo. Lo suyo es que los lleves a los puntos de recogida donde se supone que se hará una buena gestión posterior.

TAPAS, CORCHOS, CHAPAS

Las tapas de tarros y las chapas de botellas van al contenedor amarillo. El corcho debería ir al contenedor de residuos orgánicos, sin embargo, asegúrate que no sea un falso tapón de corcho y que no contenga ningún componente plástico, porque sinceramente esos tapones no sirven para nada más que generar basura, ni se van a reciclar ni se van a compostar. Por cierto, los tapones de botellas plásticas y tetrabricks guárdalos y aprovecha a depositarlos en puntos de recogida que apoyan causas solidarias, no cuesta tanto y puede que así colabores sin querer a un proyecto social.

EL PAPEL ALBAL

Sinceramente, no te engañes, el papel albal no se va a reciclar porque el 99% de las veces lleva restos de comida y no se recicla. Da igual lo que te digan, NO SE RECICLA, así que lo mejor es que no lo uses. No te imaginas la de bolitas de albal que recogemos en las limpiezas en la playa. Son muy contaminantes, si las puedes evitar mejor. Si lo usas y lo tiras al contenedor amarillo porque así vas a dormir mejor, pues estupendo, pero no te engañes.

LATAS VERSUS LATAS OXIDADAS

Las latas van al contenedor amarillo, no al suelo, ni al monte, ni a la playa. Las latas pueden tardar en degradarse hasta 400 años, casi nada… si estás leyendo esto probablemente no seas de las personas que tiran las latas en cualquier lado, sino al contenedor amarillo. Son de los productos que más se reciclan, y como buena noticia que sepas que las puedes aplastar o dejar tal cual están, no influyen en su reciclaje la forma. Ahora sí, ¿qué pasa con las latas oxidadas? ¿De esas que nos encontramos en la naturaleza que llevan mucho tiempo a la intemperie? Pues esas no van al contenedor amarillo, van al gris, al de los restos, porque ya no hay nada que hacer con ellas, al menos que nosotras sepamos.

MENSAJE FINAL

Para cerrar este artículo te vamos a pedir un favor. Si tiras el papel al contenedor azul no lo hagas dentro de una bolsa de plástico y lo mismo para las botellas, lo único que peude pasar es que las bolsas se enganchen en alguna máquina y estropeen la maquinaria y el proceso de reciclaje. Tira las botellas y los papeles y carteles sueltos. Sabemos que a veces nos puede la pereza, pero la pereza se puede vencer con un poco de motivación.

En este tema siempre surgen dudas, leyendas urbanas y más dudas, si tienes dudas escríbenos, pregúntanos y si piensas que algo de lo que hemos contado no es así también cuéntanoslo para poderlo contrastar, siempre con amor. Muchas gracias.

4 NOVEDADES ZERO-WASTE PARA SEGUIR CUIDANDO EL PLANETA

4 NOVEDADES ZERO-WASTE PARA SEGUIR CUIDANDO EL PLANETA

Venimos a hablarte de 4 novedades zero-waste para seguir cuidando el planeta, o nuevos descubrimientos que hemos hecho estos últimos meses, para ayudarte a reducir tus residuos en tu día a día. Caminamos hacia el reducir, rechazar aquellos productos menos amables con nuestra salud y con mayor huella ecológica, para reemplazarlos por otros más sostenibles, perdurables en el tiempo, alejándonos así del estilo de vida «usar y tirar». ¿Te unes?

Hacer la colada no es un acto doméstico tan inocuo como podamos pensar en un primer momento. Nuestra prioridad sería alejarnos de los detergentes convencionales, eliminar los suavizantes (totalmente prescindibles) e incorporar otras alternativas libres de productos tóxicos para nuestra piel y libres de microplásticos. Hace unos meses te presentamos un artículo hablando de algunas alternativas, además de un vídeo en nuestro canal de YouTube. A las ya mencionada nueces de lavado, saquito TerraWash y detergente a granel, añadimos dos posibilidades más.

1. TIRAS DE DETERGENTE ECOLÓGICO

Has leído bien son paquetes compostables que contienen 32 tiras de detergente ya cortadas listas para introducir en el depósito de detergente de tu lavadora. Este detergente sólido se disuelve con agua fría o caliente y tiene certificaciones True Earth, lo que significa que está libre de parabenos, fosfatos, libre colorantes y lejía, biodeagradable y libre de maltrato animal en todo el proceso (no testado en animales en ninguna fase del proceso).

Una tira equivale a una carga, no tienes que andar calculando qué cantidad echar. ¿Quieres saber más ventajas? Que al estar libres de productos tóxicos cuidas tu ropa y tu piel al mismo tiempo que tu lavadora, y lo que es un «plus» que la caja ocupa muy poco espacio, mucho menos que una botella de detergente normal o una caja de tergente en polvo. Nosotras aún no hemos podido probarlo, así que estaremos encantadas de leer opiniones de gente que sí haya usado este detergente.

Información sacada de la página de Olituki y el nombre del producto es TruEarth y hay dos versiones, una con perfume y otra sin perfume. ¿Con cuál te quedarías?

Por la lavadora sin generar microplásticos
Tiras de detergente para tu lavadora

2. BOLSA DE LAVADO CONTRA LOS MICROPLÁSTICOS

Mucha de la ropa que usamos está producida con materiales sintéticos. Con los lavados se van rompiendo las fibras plásticas, lo que supone que se liberen al agua de la lavadora y como se descomponen en un tamaño tan pequeño terminan liberándose en ríos y por ende en mares y océanos. Los temibles microplásticos son los más duros de roer, porque dado su pequeño tamaño son más difíciles de eliminar de la naturaleza y más fáciles de ingerir por los animales acuáticos.

La bolsa se llena con la ropa sucia (la mitad de lo que se suele meter en un lavado normal), se cierra y se lava en un programa normal. Una vez acabado el lavado se saca la ropa y se retiran las microfibras liberadas, las cuales hay que tirarlas en tu basura que va al contenedor amarillo.

Esta bolsa de lavado está fabricada en poliamida del tipo 6.6 (o nylon) y asegura evitar que se desprendan las fibras sintéticas de tu ropa, y al mismo tiempo prolonga la vida de tus prendas. No se plancha, no se puede meter en la secadora ni lavar en seco. Hemos encontrado estas bolsas de la marca GuppyFriend. ¿Quieres más motivos para usarla?Los ingresos irán destinados a la ONG «Stop! Plastic academy» donde un grupo de menores enseña a otro grupo de menores a reducir el uso del plástico en su día a día.

3. CÁPSULAS REUTILIZABLES

¡Que sí, que si lo dice George Clooney dan muchas ganas de tomar un café hasta antes de irte a la cama! Pero eso no quiere decir que sea una buena idea. Por mucho que se puedan reciclar las cápsulas de café siempre será mejor no generar 365 residuos anuales, o 730 si tienes más adicción al café. Así que hay alternativas a estas cápsulas y son las reutilizables.

Las hay de acero inoxidable, totalmente libres de toxicidad, infinitamente reutilizables y fáciles de lavar, por lo que reduces tu huella ecológica. En unos pocos cafés amortizas el gasto, además las puedes rellenar del café que quieras: natural, mezcla, descafeinado,…

Aquí encuentras gran variedad de ofertas según el tipo de material que prefieras. Las hay de plástico, que duran menos y sin haber profundizado en el tema entendemos que son menos amables con el planeta y menos innocuas para nuestra salud que las de acero, de silicona. Pon en tu buscador cápsula de café reutilizable y busca aquella que más se ajuste a lo que necesitas, la oferta es abrumadora. Nosotras usamos cafetera italiana, así que tampoco podemos dar nuestra opinión al respecto.

Puedes hidratar tu cuerpo utilizando una hidratante sólida.
Hidratante sólida casera

4. HIDRATANTE CORPORAL SÓLIDA

En verano te trajimos una receta de cómo preparar tu propia hidratante sólida con productos naturales, pero si eres de las personas que no tiene tiempo ni ganas de hacerla puedes encontrar alternativas ya hechas en el mercado. Puedes encontrar en distintos formatos:

Puedes comprarlas sueltas, hay una marca que las vende envueltas en una telita, otras envueltas en caja de cartón compostable. Casi todas ellas tienen una base de mantecas y aceites esenciales para hidratar y nutrir la piel. Se puede aplicar en manos, pies,…y algunas tienen ingredientes especiales para añadirles funcionalidades, por ejemplo, para que sean repelentes de mosquitos. Tienes con fragancias, sin fragancias. Algunas ventajas son que están hechas artesanalmente, que no contienen productos químicos, ocupan poco y son fáciles de usar. En verano o si viajas con ellas a un país caluroso hay que tener cuidado porque pieden su solidez, al menos las que he usado yo. Busca aquella hidratante que se ajuste mejor a tus necesidades.

¿Conocías estas alternativas? ¿Cuál es tu opinión? ¿Conoces alguna idea novedosa? Te leemos más abajo. Tu opinión y experiencia también son importantes.

Conoce Aloklub

ALOKLUB: MÁS ALLÁ DE LA ECONOMÍA CIRCULAR

Entro en Aloklub. Me reciben Rodolfo, el pequeño Noah  y una preciosa Luna, una perrita de la que llegaré a olvidarme casi por completo por su silencio. La conversación fluye como cuando te reencuentras con un amigo al que hace tiempo que no ves. Cuando te importa lo que haces y crees que lo que haces puede influir en más personas se nota, la ilusión se transmite.

Aloklub comenzó en 2017 aunque no fue hasta marzo de 2018 cuando se abrió el local en la calle Sabino Arana número 63, en Bilbao. Aquí tienes la oportunidad de alquilar productos que probablemente solo vayas a usar un par de días al año. ¿Merece la pena comprar un producto nuevo de algo que no sabes si vas a necesitar más de una vez? Rodolfo me habla sobre esto.

Aloklub es más que un sitio de alquiler, tiene el espíritu de la economía circular.
Entrada a Aloklub

SOBRE ALOKLUB

 “Yo digo que Aloklub tiene vida propia. La verdad, algo surge de la idea inicial pero de acuerdo con lo que la gente va solicitando de productos o preguntando de cómo funciona. La iniciativa no la he copiado de ningún lado todo lo he creado en base a algo que yo creía, pero no siempre lo que uno cree es lo que la gente quiere ni está esperando y aún estoy en ello, sigo ajustando.

La idea inicial era de un club con una cuota anual con acceso a los productos que se ofrecían, pero eso no cuajó. Así que al cambiar al alquiler por días hubo mucha más respuesta por parte de la gente. Tal vez en un futuro más o menos lejano pueda volver a aplicar el concepto de anualidad,  cuando la idea de que puedo alquilar productos sin necesidad de comprarlos esté más consolidada entre la gente.

Desde enero se ha quedado solo la posibilidad de alquiler diario, y ahora contemplo incluso la posibilidad de hacer un alquiler semanal para que la gente no sienta esa presión de tengo solo 24 horas para usar este producto. Además, acabo de hacer una encuesta para ver los intereses de las personas e ir viendo qué productos pueden ser los más demandados y ponerlos así a disposición de la gente.”

LA CULTURA DE POSEER

– Aquí está muy arraigado el hecho de necesito algo y lo compro, aunque sea algo que no se vaya a usar nunca más. ¿Qué opinas?

“Así es, es una cultura, la sensación de posesión, la necesidad de tener las cosas aunque no las uses, te da la sensación de que tienes que tenerlo, al menos eso pasa en nuestra generación y en la de mis padres.  Igual compras algo y no lo usas más en diez años pero por alguna razón tenemos la sensación de que lo más lógico es tenerlo. Mucha gente no se fija que cuando compras algo estás votando por algo. Yo digo a la gente que hace falta quejarse de lo que hacen grandes empresas pero nosotros también tenemos que cambiar nuestras decisiones. Yo constantemente estoy peleando conmigo mismo porque me encuentro tomando decisiones equivocadas en el día a día. Con Noah (su hijo) voy aprendiendo también que a veces mis decisiones no son el mejor ejemplo para él, entonces al final me cuestiono y me pregunto por qué hago esto. Hay que estar dispuesto a seguir aprendiendo.

Aloklub es un lugar de alquiler, cómplice de la economía circular. Allí se inspira el aire de los sueños cumplidos, del deseo de un planeta mejor.
Rodolfo trabajando en Aloklub

ESE REPLANTEAMIENTO REMUEVE MUCHAS EMOCIONES, ¿VERDAD?

 “Sí, no todo el mundo está dispuesto a ese cuestionamiento, porque muchas veces enfrentarse a ese cambio es complicado. Ahora mismo estoy aprendiendo formas distintas de las cuales a mí me han educado, porque creo que es algo que puede seguir evolucionando y debe seguir evolucionando. Mis padres me han educado distinto de como les educaron mis abuelos y yo creo que podemos seguir cambiando y mejorando. Mis padres han hecho lo mejor por mí y yo quiero lo mejor para mi hijo.

Ahora hay más estudios científicos que antes no había, entonces me puedo basar en ellos para hacer las cosas de mejor manera. Lo del consumo es eso, un proceso de aprendizaje del que las generaciones van a tener que aprender también, cambiar la forma de consumir las cosas. Es una pelea constante pero yo me quedo bien. Sigo adelante con el proyecto porque creo muchísimo en él, lo veo muy necesario. Me encanta lo que hago y veo que poco a poco la gente va alquilando más, va hablando más de Aloklub. Veo que voy aportando algo. Cambiar  al menos un poco el chip en la región en la que estamos. Y al mismo tiempo, en otros países veo que es un movimiento que cada vez va creciendo más, el tema de alquiler, de consumo compartido, cada uno a su forma pero algo está cambiando.”

SOBRE LA ECONOMÍA CIRCULAR

La economía circular es crear este sistema productivo de distribución y consumo un poco inspirado en esto, en que haya el menor desperdicio posible. Me gustaría en un futuro no lejano que las industrias den la posibilidad de comprar productos hechos con piezas antiguas. Hay que presionar a las empresas a que hagan estos cambios y que dejen de fabricar los productos con fecha de caducidad, y que si hace falta adaptar algo para que sea mejor no sea necesario cambiar todo el producto sino solo una parte de él. Que no me obliguen a tirar lo mío para comprar algo nuevo.material

EL CONFINAMIENTO

¿Cómo has vivido el confinamiento como Aloklub?

Ha sido una locura, la duda de no saber cuándo iba a poder abrir, cómo iba a ser la gestión de la apertura… le ha pasado a toda la gente con pequeños negocios, la incertidumbre… Algunos ya han cerrado, otros no sé si van a lograr recuperar el ritmo que tenían antes. Eso es triste.

En Aloklub si algo no falta es la creatividad.
Juguete construido por Rodolfo y Noah.

Del confinamiento lo que me daba miedo, sobre todo, era abrir y ver que la gente tuviera algún problema con el tema del alquiler, por ser un producto que había pasado por otras manos. Sin embargo, he visto que la gente ha vuelto en un mismo ritmo de buscarme por los productos porque se han dado cuenta que los pongo en cuarentena tras la desinfección. Un mismo producto no lo alquilo el mismo día de la devolución, lo dejo 48 horas sin alquilar.

LO MEJOR DE ESTE PROYECTO

Lo que más me gusta es moverme y conocer más iniciativas como “ola sin plástico”, porque me da la oportunidad de aprender un montón, por conocer otras iniciativas. Eso me va a quedar sí o sí adelante, siga abierto o no, en el futuro quedarán un montón de referencias que van a hacer que mi vida aquí sea mejor. Todo eso a mí me ha encantado porque me ha abierto puertas para conocer un mundo mejor.

ENFOCAR LA ENERGÍA EN LO POSITIVO

Muchas veces veo las tiendas llenas de gente comprando productos que solo van a usar una vez, pero luego comparo que este mes ha habido más alquileres que el anterior, los “feedbacks” de la gente y eso me hace darme cuenta que Aloklub sí está generando un cambio, un impacto,… y en eso trato de enfocar mi energía, porque al final eso es lo importante, que al final sí hay algo de efecto.

PLANES DE FUTURO

“Ahora estoy estudiando cómo mejorar la oferta del servicio que tengo, dar estas herramientas a las personas para intentar llegar a más gente en este estilo de consumo. Estoy pensando en la posibilidad de poder llevar el producto a los clientes, puede ser una posibilidad, para facilitar un poco el acceso a los artículos.

Nuestra charla se ha alargado, pero cuando hablas de lo que te motiva el tiempo pasa volando. Saco unas fotografías del local, del escaparate, de los creativos juguetes que han creado Rodolfo y Noah reutilizando cartones. Me despido y salgo del local con una frase que repiquetea en mi cabeza todo el tiempo:

“Mi incentivo es ver que con todo este proyecto puedo hacer un mundo un poco mejor.”

Rodolfo

Aquí te dejamos el enlace a su web y sus redes sociales: Facebook e Instagram. Apoya al pequeño comercio, sé parte de la economía circular.

leer más