plancton

proyecto: ¡atención! ¡no me aplastes!

PROYECTO: ¡ATENCIÓN! ¡NO ME APLASTES!

Para empezar….

Este mes en lugar de hablar de alguna noticia de actualidad o entrevistar a alguna persona relacionada con el cuidado del planeta vamos a contaros en qué nuevo proyecto estamos inmersos desde hace varias semanas.

Se trata de ¡Atención!¡No me aplastes!, un proyecto steam de ciencia ciudadana que consiste en una colecta, identificación y cuantificación de meiofauna, microalgas, plancton y microplásticos.

Decidimos hace algunos meses involucrarnos en este proyecto porque nos pareció muy interesante conocer qué tipo de fauna y flora en tamaño microscópico había en nuestras playas y poder hacer un balance de cómo los microplásticos podrían afectar a estas especies tan delicadas. Además, los que estéis interesad@s podréis participar en los muestreos que realizaremos este mes de abril en Sopela. Son plazas limitadas, por lo que si te interesa ¡no te lo pienses demasiado!

Vamos a contaros a continuación un poco más sobre esta bonita e interesante iniciativa.

¿En qué consiste?

¡Atención ¡No me aplastes! Es un proyecto impulsado por un colectivo de investigadoras e investigadores vinculados a la Estación Marina de Plentzia de la Universidad del País Vasco mediante el cual se persigue acercar a las y los participantes a la costa vasca, y focalizar su atención en la biodiversidad a escala microscópica y en los agentes que la ponen en peligro (como la contaminación por plásticos).

Durante el mes de febrero se han realizado las formaciones a los representantes de los distintos colectivos. En el caso de Ola sin Plástico estuvimos 2 personas y la experiencia fue muy positiva. Nos enseñaron cómo se debería hacer el muestreo e hicimos un simulacro en la playa de Plentzia. Es increíble lo que puede hacer la imaginación y sin necesidad de materiales demasiado sofisticados, simplemente con la ayuda de palillos, cuerda, cubos, garrafas...teníamos todo lo necesario para coger las muestras. Las personas responsables del proyecto estuvieron muy atentas a mostrar cómo se debería hacer y resolver todas nuestras dudas al respecto.

Una vez realizada la parte del muestreo, fuimos al laboratorio donde en un microscopio tratamos de descubrir los grupos más característicos de la meiofauna y microalgas así como los microplásticos. Para poder observar plancton tendríamos que habernos metido en el agua y en el mes de febrero no era muy apetecible…

Asimismo, nos estuvieron explicando cómo construir un tamiz casero, cómo era el proceso de extracción de las diferentes muestras…. y cómo poder contabilizar los microplásticos, una tarea nada fácil.

¡Atención! ¡No me aplastes! es un proyecto de colecta, identificación y cuantificación de meiofauna, microalgas, plancton y microplásticos.
¡Atención! ¡No me aplastes!

Para participar…

Como hemos indicado al principio ¡Atención! ¡No me aplastes! Es un proyecto de ciencia cuidadana. ¿Y esto qué quiere decir? Pues que es un proyecto que siendo científico, está abierto a la participación de personas que no sean expertas en el tema, como tú y como yo. Lo que pretenden es llevar la ciencia a cualquier persona que esté interesada.

Por esto mismo, os animamos a participar con nosotr@s en el muestreo que será el próximo 23 de Abril a las 12h en la playa Salvaje de Sopela. Las plazas son limitadas, estaremos como máximo unas 10 personas. Os explicaremos cómo sería el proceso de muestreo y lo haríamos allí mismo. Sólo tendríais que traer ropa cómoda y ¡ganas de investigar! Apúntate haciendo clic aquí.

El trabajo de laboratorio, por cuestiones de logística lo hará el equipo de Ola sin Plástico en el PiE (Plentziako Itsas Estazioa) el día siguiente. A los que vengáis, si estáis interesad@s os informaremos de cuales han sido los resultados, es decir, las especies de meiofauna, microalgas y microplásticos que hemos encontrado. Además, todo aquel que quiera tendrá la oportunidad de acudir el 8 de junio a la Feria del Conocimiento que tendrá lugar en Bilbao y donde los distintos grupos expondremos nuestras conclusiones de los estudios realizados en las diferentes playas.

¡Anímate a participar! Te dejamos el enlace para apuntarte a continuación. ANTES DEL 15 DE ABRIL.

el plancton, un aliado contra el cambio climático

EL PLANCTON, UN ALIADO CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Introducción

Seguramente tod@s hemos oído hablar del plancton, pero ¿sabemos lo que es? Y lo más importante ¿sabemos lo importante que es para la biodiversidad, el equilibrio de la naturaleza y el calentamiento global?

Desde Ola sin plástico queremos acercaros a estos seres microscópicos los que poco se habla y de su importancia no solo en el ecosistema marino sino en el planeta en general.

El plancton y el CO2

Lo primero que vamos a hacer es explicar groso modo qué es el plancton. Es un conjunto de organismos, sobre todo microscópicos, que habita en mares y océanos . Produce cantidades importantes del oxígeno que respiramos y absorbe en torno a un 30% del CO2 que generamos los humanos. El plancton lo conforman seres vivos que viven en suspensión en el agua del mar tales como el fitoplancton y el zooplancton. Estos seres minúsculos son esenciales para el funcionamiento del ecosistema oceánico y el mantenimiento del clima en nuestro planeta.

Científicos de la universidad de Bristol predicen que la cantidad de carbono almacenada por el plancton aumentará este siglo en torno a un 17%. Estos hallazgos han sido publicados por la revista PNAS (proceedings of the national academy of sciences)

En teoría, después del 2100 el almacenamiento de carbono podría detenerse y comenzar a actuar como una fuente de dióxido de carbono para la atmósfera, lo que agravaría aún más el cambio climático.

Fuente: National Geografic

Plancton y microplásticos

Existe una amenaza que puede alterar esta microflora y microfauna tan delicada y agravar aún más este problema: los microplásticos.

Ya hemos comentado anteriormente el daño que generan estos pequeños fragmentos de plástico en la biodiversidad en general, sobre todo en la marina. Hace ya unos años que los científicos están estudiando los efectos del microplástico y han logrado capturar por primera vez a un grupo de copépodos (un grupo de zooplancton que se nutre de las algas en el océano) que está confundiendo el plástico con comida y lo está ingiriendo. En el siguiente enlace de la BBC podemos ver cómo el movimiento de las patas del copépodo atrae a las pelotitas de poliestireno. https://www.bbc.com/mundo/video_fotos/2015/07/150709_video_plancton_plastico_lp

Según un estudio publicado en Australia, los residuos de plástico en el océano limitan la capacidad de reproducción del plancton contribuyendo a un declive de la población de peces ya que estos se alimentan de estos organismos. El plástico puede permanecer dentro del tracto intestinal hasta siete días, lo cual complica su reproducción y su supervivencia.

Esta menor capacidad de reproducción es debida a la ingesta de plástico y se transmite a las siguientes generaciones aunque estas no se haya alimentado con este material.

Todo esto debería alertarnos, puesto que el plancton es casi la base de la cadena alimentaria marina. Este fitoplancton es ingerido por las larvas de los peces que a su vez son comidos por peces más grandes y así hasta la cima de la cadena alimenticia donde estamos los seres humanos. Según este estudio, el riesgo es que los plásticos traspasen la barrera sanguínea y penetren en los tejidos, por lo que si comemos pescado, aunque le saquemos las vísceras, si el plástico ha emigrado a los tejidos lo estaremos ingiriendo.

Una de las industrias que más contamina el agua de estos temidos microplásticos es la textil. Ya hemos hablado de esto anteriormente. Quiero volver a compartir con vosotros este esquema que explica en qué proporción la contaminación de esta industria está presente en el medio marino.

microfibras en el agua

No solo contamina en el momento de la fabricación, donde desproporcionadas cantidades de agua son utilizadas para teñir prendas. Además en muchos países este agua sin tratar es soltada al río. También los productos textiles en general son responsables de parte de esta problemática ya que son una de las fuentes de emisión de microfibras que pueden considerarse microplásticos. Sobre todo las que son de origen sintético no biodegradable, como las poliamidas y los poliésteres. Las emisiones de microfibras se producen tanto en el momento de fabricación como en los procesos de lavado de estas prendas una vez las usamos. Los sistemas de depuración no son capaces de evitar que muchas de estas microfibras lleguen a los ríos y a los mares, depositándose en el ecosistema marino.

Estas fibras son muy cortas (menos de 5 mm de largo), considerándose microplásticos ya que están hechas de derivados del petróleo : poliéster, nylon, acrílico, polipropileno y elastano. El poliéster es la fibra líder dentro de las sintéticas y es la base gran parte de la industria textil, sobre todo de la “ropa rápida “. Ahora parémonos a pensar cuántas de nuestras prendas tienen alguno de estos tejidos en su composición….

Reflexión….

Os invito a reflexionar sobre nuestra manera de comprar ropa y animaros a adquirir prendas de materiales naturales para evitar este vertido de plásticos al océano. Muchos podréis argumentar que este tipo de prendas son más caras en comparación con las sintéticas, pero también son prendas que tienen mayor durabilidad y contribuir a que el planeta sea un lugar amigable para futuras generaciones es un punto a favor de estas compras más sostenibles, ¿no creéis?

Estamos viendo cómo pequeños gestos pueden macar la diferencia. Os animo a que encontréis ese “gesto” por el cual queréis comenzar a cambiar vuestro estilo de vida por uno un poco más sostenible. Tenéis muchos por dónde comenzar.

Además sería una pena prescindir de ese pescado tan importante en nuestra dieta (¡y tan rico!) solo por empeñarnos en tener el armario lleno de ropa, utilizar ciertos productos….

¡Animaos!

leer más