VIVE UNA MENSTRUACIÓN SALUDABLE Y SOSTENIBLE

Casi todas las mujeres en algún momento de nuestra vida hemos pensado eso de “ya me tiene que bajar la regla, ¡qué horror!” Detrás de esa frase hay un montón de creencias limitantes que arrastramos desde hace generaciones. Durante siglos la menstruación ha sido algo para ocultar, esconder, incluso ha sido visto como pecado. Aún hay templos y lugares en los que no podemos entrar las mujeres si estamos con el periodo porque se considera impuro. Así que lidiar con esa carga muchas veces ancestral no siempre es fácil pero estamos de suerte porque ahora, la mujeres, podemos cambiar todo esto: vive una menstruación saludable y sostenible.

Di adiós a las compresas y tampones con plástico
Di adiós a las compresas y tampones con plástico

DATOS ASOMBROSOS

¿Sabías que las mujeres podemos llegar a utilizar a lo largo de nuestra vida más de 6.000 tampones, más de 8.000 compresas y hasta más de 20.000 salvaslips? Por supuesto, estas cifras varían conforme al uso y otras variables de cada caso. ¿Te imaginas la cantidad de basura que generamos? ¿Es evitable esta basura? La respuesta es sí y te lo vamos a contar con detalle, así que sigue leyendo y no te pierdas detalle.

En nuestras limpiezas de playas podemos afirmar con total seguridad que siempre vamos a encontrar aplicadores de tampones y esto no tiene nada que ver con creencias del pasado sino con desinformación y en ocasiones con falta de conciencia medioambiental. Aquí te traemos una serie de alternativas saludables con tu cuerpo y sostenibles con el planeta. Como la oferta es variada tú puedes elegir la que  mejor se adapte a ti. Porque como en todas las cosas, lo que a mí me sirve puede que a ti no. Antes de comenzar con nuestras propuestas y algunos consejos interesantes vamos a recordarte que:

“Las compresas, aplicadores, envoltorios y toallitas húmedas no se tiran por el váter, se depositan en las papeleras.”

LA COPA MENTRUAL

Ahora ya no nos suena a “chino” escuchar las palabras “copa menstrual”. Nadie va a pensar que hablamos de una copa de cristal ni del copazo que te vas a tomar en una fiesta en un bar. En realidad, y tal y como te contamos hace poco en nuestro canal de YouTube, la copa menstrual se inventó hace casi cien años. Sin embargo, coincidió este descubrimiento con la venta de una famosa marca de tampones y aunque se siguieron fabricando distintos tipos de copas menstruales, no ha sido hasta hace escasos veinte años que la copa menstrual ha tenido el éxito que se merecía. Actualmente las copas menstruales son de materiales amables con nuestro cuerpo y con nuestro entorno.

Una copa menstrual cuesta de 10 a 20 euros, así que en pocos meses ya está amortizada. Teniendo en cuenta la cantidad de cajas y cajas de tampones que necesitamos a lo largo de nuestra vida ¿no sale más rentable hace una sola compra? Si la cuidas adecuadamente y deberías hacerlo por tu propia salud, te durará un montón de años y te olvidarás de andar pendiente de que te has quedado sin tampones haciendo un viaje o al cambiar de bolso o mochila.

Vive la menstruación de un modo saludable y sostenible. Te hablamos de alternativas como la copa menstrual o las compresas de tela. Cuida de ti y el planeta
La copa menstrual es una alternativa libre de plásticos

Su mantenimiento es muy sencillo, si ves nuestro video, te lo explicamos en pocos pasos. Además, siempre que compres tu copa te vendrán las instrucciones de cuidado y mantenimiento. Como con cada cosa que usas en la vida, siempre debes asegurarte que el material que se utiliza no te produce alergia.

CONSEJO: No hiervas la copa durante más de cinco minutos porque sufre el riesgo de estropearse.

COMPRESAS DE TELA

Seguro que eso te suena a cosa de abuelas, pues nada más lejos de la realidad. Aún hay millones de mujeres que no tienen acceso a compresas o tampones y recurren a trapos, pero aquí tenemos opciones muy higiénicas y saludables para con nosotras. Las compresas de tela son finas, se cierran con corchete que puede ajustar al tamaño de tu ropa interior y son de materiales que raramente te van a irritar, porque es como si llevaras simplemente ropa interior.

Para limpiarlas puedes hace dos cosas: puedes echarlas agua oxigenada para poder limpiarlas más fácilmente o simplemente puedes frotarlas con un jabón natural y dejarlas unos minutos con ese jabón para posteriormente aclararlas y limpiarlas bien.

DOS (MÁS UN) CONSEJOS: No utilices agua caliente para limpiar la sangre. Evita los productos de limpieza agresivos, eso hará que tus compresas se estropeen antes (recuerda que están fabricadas con materiales naturales) o incluso que dejen de hacer su función. Además, si evitas los productos agresivos tu piel lo agradecerá también, por no hablar de los beneficios para el medio ambiente. Otro consejo extra, las compresas claras son menos sufridas, al comprar las compresas piensa en qué tipo de dibujos y colores elegirías para tu menstruación. No siempre tu color favorito es la mejor opción.

BRAGAS MENSTRUALES

Aquí te hablamos de esta opción, que nosotras personalmente no hemos utilizado, pero tenemos amigas que sí y están encantadas. Como su palabra indica son bragas con protección para la menstruación, son súper absorbentes y muy cómodas. Así que si estás indecisa sobre qué te conviene puede comprar y probar si te arreglas mejor con las compresas o con las bragas. Su mantenimiento y cuidado es exactamente igual que el de las compresas de tela.

OTRAS PROPUESTAS

Otras propuestas son las esponjas menstruales o simplemente el libre sangrado. Cada mujer es distinta y, por tanto, nuestros periodos también. No es lo mismo tener la regla dos días y manchar un poquito que tener una menstruación abundante y que te dure siente días. Por eso es tan importante que te informes y pruebes, para finalmente quedarte con aquello que más te conviene y más cómodo te resulte. En mi caso convino la copa con las compresas y según la cantidad de sangre utilizo una u otra, o bien cuando ya me siento cansada de usar la copa descaso un día con las compresas. En fin, que cada cual adapte estas posibilidades que nombramos a su realidad. ¿Conoces alguna otra alternativa que nos ayude a vivir una menstruación de manera saludable y sostenible? Puedes escribirnos.

VIVE UNA MENSTRUACIÓN SALUDABLE Y SOSTENIBLE. PIENSA EN TI Y PIENSA EN EL PLANETA.

“OLA SIN PLÁSTICO”
close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Si te gusta lo que ves apúntate a nuestro ecoboletín mensual.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *