Imagen de Antondegi

queremos surfear en el mar, no en Antondegi

QUEREMOS SURFEAR EN EL MAR, NO EN ANTONDEGI

En un entorno cada vez más urbanizado y masificado cuesta entender el proyecto impulsado por el ayuntamiento de Donostia de construir una infraestructura de olas artificiales en el corredor verde de Antondegi.

Diferentes grupos ecologistas, organizaciones sociales y gran parte del colectivo de surfistas de Gipuzkoa principalmente han mostrado su descontento e indignación ante este proyecto. Entre ellos destaca Antondegi Berdea-olatuak Itsasoan, un colectivo que defiende este espacio natural y lo quiere como lo que es en la actualidad: un entorno rural de casi 100 hectáreas; un complejo ecosistema de mosaico compuesto por pastizales, prados de siega, bosquetes, setos y cultivos. Antondegi está situado en el barrio de Martutene, entre el polígono 27 y la zona urbana del citado barrio. Además, forma parte del cinturón verde de Donostia.

Imagen de Antondegi
Imagen de Antondegi (Diario Vasco)

Según Itsas Enara Ornitologia Elkartea, los diferentes hábitats que componen Antondegi son utilizados por numerosas especies de aves, unas 109 aproximadamente , de las cuales 83 están incluidas en el listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial de España, 27 en el catálogo Vasco de Especies Amenazadas y 7 en el anexo l de la directiva 79/409/CEE relativa a la conservación de las aves silvestres.

Razones medioambientales en contra del proyecto

Diferentes grupos ecologistas encabezados por Antondegi Berdea han mostrado su preocupación sobre el futuro de la zona si este proyecto se lleva a cabo. No solo afectaría  a estas especies de aves, si no que otros aspectos se verían seriamente perjudicados. Entre otros, el suelo agrícola destinado a producir alimentos de cercanía, una amplia comunidad de mamíferos, una de las redes de corredores ecológicos de Donostia así como una de las escasas zonas cercanas a esta ciudad que mantiene un ecosistema de campiña Atlántica en buen estado.

mapa de Antondegi
mapa de antondegi (ELA)

Lo que opina la comunidad surfista

Por otra parte, los surfistas no están menos descontentos, ya que no entienden cómo el ayuntamiento está dispuesto a crear esta piscina de olas artificiales cuando a tan solo 25 km, en Aizarnazabal, hay otra instalación de este tipo. Además, de las razones medioambientales ellos denuncian otros aspectos tales como el trasfondo elitista, la saturación que supondría en las playas de la zona e incluso el riesgo que tendría a posteriori debido a que no es lo mismo surfear en una piscina de este tipo que en el mar.

Defienden que el surf es un modo de vida en el que estás en contacto con la naturaleza y formas parte de ella, por lo que surfear en un espacio cerrado realmente no te hace surfista. Creen que el ayuntamiento ve en este proyecto una manera de impulsar el turismo, ya que una instalación de este tipo funciona como un efecto llamada para que cerca de ella puedan construirse hoteles, comercios…

Sobran razones para rechazar esta instalación de olas artificiales; supondría un consumo irresponsable de energía y agua el cual es inaceptable en el contexto actual de transición energética y cambio climático.

La plataforma Antondegi Berdea Olatuak Itsasoan está llevando a cabo movilizaciones y ha creado una página web explicando las consecuencias que tendría para la ciudad de San Sebastián y para el medio ambiente la construcción de este proyecto. En Francia movimientos similares han conseguido la paralización de la construcción de 3 piscinas; ellos confían en poder hacer lo mismo. Les deseamos mucha suerte y nos sumamos a su lucha.

Desde Ola sin plástico apoyamos esta iniciativa y te animamos a que ayudes a parar este proyecto con tu firma. Firma Aquí

close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Si te gusta lo que ves apúntate a nuestro ecoboletín mensual.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

leer más