ALMA: LA CHICA QUE SE MUDÓ POR EL MAR

Llevo años escribiendo artículos sobre la contaminación por plásticos, la acidificación de los océanos por las emisiones de CO2, la destrucción de arrecifes de coral por el aumento de las temperaturas… ya vamos muy tarde, pero aún estamos a tiempo.

Alma

Otro año más estamos aquí celebrando a nuestra manera contigo el día internacional del bodyboard, que tiene como fecha el primer sábado del mes de noviembre. Este año hemos charlado con Alma, una corchera que decidió marcharse de Madrid para estar cerca de la costa. Esa es la magia del mar, que si te atrapa ya no puedes escapar de su abrazo. Si quieres conocer algo más de Alma, de su afición a las olas y de su preocupación por el planeta, sigue leyendo.

¿QUIÉN ES ALMA?

Alma, para la gente que no te conoce, ¿si tuvieras que definirte en una palabra o frase cuál sería?

La vida y la felicidad comienzan, al final de tu zona de confort. Intento aplicarlo siempre: siempre avanzar, mejorar, aprender, evolucionar… La zona de confort está hecha para descansar. Qué harías realmente si no tuvieras miedo? La vida es muy corta para quedarte con las ganas! 

PRACTICANDO BODYBOARD


Comenzaste tu andadura en el bodyboard hace 10 años, ¿nos podrías hablar de ese comienzo? ¿Qué sentiste al coger la primera ola?

Fue por un amigo de Galdakao. Estuve un año viviendo en Fuerteventura y cuando veía a los corcheros me llamaban la atención, parecían divertirse mucho y me generaron curiosidad. Aún así , tardé un par de años en coger la primera tabla, y me enganché al segundo! La primera vez que hice pared en la ola, supe que había descubierto una nueva pasión, y hasta ahora! De hecho, me vine de Madrid en parte por estar cerca del mar. 

Alma, practicante de bodyboard
Alma después de un buen baño


¿Qué es lo que más te gusta de practicar bodyboard? ¿Y lo que más pereza te da?

Esa sensación sobre la ola, de libertad y adrenalina. Las risas y los gritos de mis amigos disfrutando en el agua.. Esa conexión brutal con el océano, que sólo podemos explicar los que vivimos tantas experiencias en él. Lo que más pereza sin duda, los días de Laredo de invierno, con ese fuerte viento noroeste helador, y el pico lleno de surfistas peleándose cuando llega la serie jaja. 

¿Tienes algún lugar favorito donde ir a coger olas? 

Hay una playa a la que le tengo un cariño especial, ya que fue donde empecé: la playa de Berria, que aunque enseguida se estropea con el viento, los días buenos se pone preciosa y tiene picos para todos. Sonabia, una pequeña joya aún bastante desconocida es otra de mis favoritas, ¡el entorno es brutal! 

¿Y algún lugar que sientas pendiente y al que te gustaría ir a coger olas?

Sagres, en Portugal, es uno de mis pendientes. Y cruzando el charco muchas!! Costa Rica me encantó y llevo tiempo detrás de Panamá.. O las Mentawai. 

Alma cogiendo una ola
Alma deslizándose en una ola

ENFRENTARSE AL MIEDO EN EL MAR

¿Alguna vez has vivido alguna situación angustiosa o de apuro en el agua?

Sí, cuando aún estaba aprendiendo me metí un día en la cala de Ajo (Cantabria) con bastante mar, y después de un revolcón me encontré la lastra de roca a dos metros, ¡imprudencias de principiante! También perdí un día una aleta en Hendaya y lo pasé bastante mal para salir del agua. 

¿Qué te ayudó a sobrellevarlo? 

Respirar profundo para relajarme. El pánico no ayuda nada, así que intenté respirar hondo y pensar y actuar con claridad. Mantener la calma es clave. Estar acompañada en el agua también da mucha seguridad. 

¿Qué le dirías a alguien que nunca ha practicado bodyboard? ¿Cómo le animarías a que entrara al agua?

¡Qué no espere más! Le va a enganchar seguro. Compartiría lo que se siente al atardecer, mirando al horizonte dentro del agua esperando la serie, rodeada de amigos y con el sonido de las gaviotas. Cuando ves aparecer la serie y consigues pillar una buena ola, la sensación es única, dificil de describir. Adrenalina, alegría, libertad, euforia… no hay nada igual. Sales del agua relajado y exhausto. ¡Totalmente recomendable!

BODYBOARD Y PRESENCIA FEMENINA

 ¿Echas de menos más presencia femenina en el mundo del bodyboard?¿ A qué crees que se debe que no se practique tanto entre las mujeres?

A veces sí me gustaría tener más amigas que practicasen esta disciplina, pero estoy bastante acostumbrada a compartir line up con tablas cortas, tablones, padel de olas… Al final todos disfrutamos de lo mismo: el océano. 

Pues imagino que se debe a que el surf tiene más tirón y más visibilidad. Aunque hay grandes chicas en el mundo del bodyboard: Isabela Sousa, la canaria Alexandra Rinder, Teresa Padilla, etc que demuestran que el bodyboard no tiene género. Aunque creo que las nuevas generaciones tiran sobre todo por el surf. 

REFLEXIONES SOBRE EL PLANETA


En «Ola sin plástico» tenemos puesto el foco en la problemática de los plásticos y del cuidado del planeta en general, tú llevas años muy concienciada también, ¿qué es lo que más te preocupa medioambientalmente hablando?

Pufff son tantas las cosas q tenemos que mejorar y en las q tenemos q evolucionar… llevo años escribiendo artículos sobre la contaminación por plásticos, la acidificación de los océanos por las emisiones de CO2, la destrucción de arrecifes de coral por el aumento de las temperaturas… ya vamos muy tarde, pero aún estamos a tiempo. ¡Mucha educación y concienciación a los chavales, y los adultos ser responsables y predicar con el ejemplo! Y por supuesto, exigir a los gobiernos y grandes empresas. Podemos hacer grandes cambios como consumidores, tenemos un gran poder. Pero también hay que exigir a los de arriba políticas más responsables medioambientalmente hablando. Y que cumplan sus promesas. 

Alma con su mascota
Alma es una amante de los animales

¿Qué acciones has ido tomando que puedan servir de inspiración a otras personas para que tu huella ecológica sea menor?

Jajaja soy un poco la pesadilla de mis amigos con estos temas. Pero no lo puedo evitar. ¡Intento reciclar todo! Papel, envases, vidrio… y muy importante también el aceite usado. Pero creo que el mejor residuo es el que no existe, como me dijo una vez una integrante de la organización SurfRider. Así que lo mejor es reducir nuestro consumo en general: ropa, teléfonos móviles, productos de plástico… reducir, reciclar y reutilizar. Las 3 r’s de la sostenibilidad. También he reducido al máximo el consumo de carne (solo consumo carne de ave ocasionalmente) por la huella hídrica y las emisiones que supone la producción de carne, entre otras cosas. Consumo productos ecológicos y locales todo lo que puedo. Y miro mucho las etiquetas de los productos en los comercios: de dónde proceden, métodos de obtención o fabricación, ingredientes… como consumidores tenemos un gran poder. Oferta y demanda: si compras productos «responsables» o sostenibles, aumentas su demanda. Lo que dejas de comprar, se deja de fabricar. Así que ¡el consumo que hacemos cada uno importa! 

¿Te gustaría mandar un último mensaje a las personas que te vean o lean? 

Cuidemos el mar, cuidemos nuestro planeta, que es nuestro hogar. No tenemos planeta B.

Alma, muchas gracias por tu tiempo, por tus palabras, por tu inspiración y consejos.

Si quieres seguir a Alma en sus redes tanto su cuenta personal como la de su canal de yoga solo tienes que hacer click en las letras azules.

close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Si te gusta lo que ves apúntate a nuestro ecoboletín mensual.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

leer más